martes, 17 de octubre de 2017

Opinión del Beermad v2.0

El pasado puente de octubre, desde el 12 al 15, se celebró la segunda edición del Beermad, festival que pretende quedarse como la feria cervecera referente de Madrid. Con cuarenta elaboradores de cerveza, un buen en cuanto a comida se refiere y una muy buena selección de quesos los asistentes al mismo disfrutamos de la feria durante tres de cuatro posibles días en mi caso.

El festival se celebró como ya sabéis por otros blogs que anunciaron el festival (CERVERIANA y Cervezame; desconozco si hay alguno más) en la Caja Mágica. El mismo sitio donde se celebra año tras año el evento deportivo más importante de la ciudad, el Madrid Open. 

Más allá de lo que es una crónica, que como uno se puede imaginar juntándose con personal del mundillo cervecero: bloggers, fabricantes, tenderos, distribuidores, "beer-men", etc, etc, etc, con los que crucé unas conversaciones y más de unas risas; me voy a dedicar directamente a los pros y a los contras del festival. Sería larguísimo hacer una crónica paso por paso de los tres días que asistí al festival, las cervezas que pude beber (que no fueron pocas precisamente) y de poco serviría creo yo...

Buen ambientazo el jueves a medio día
También, por supuesto y como viene siendo habitual en estos casos también diré mi ranking en cuanto a mejores cervezas probadas y... oh! novedad: también en cuanto a las peores. No hubo "Inspectores de Cata" pero lo veo necesario en algunos sitios cuanto más en un festival que se vislumbra como el "Gran festival cervecero de Madrid", o al menos el de mayor proyección.

Los pros:
  • Punto a favor desde el principio al saber que el Beermad que tanta y tan grande aceptación que tuvo la primera edición, se iba a volver a celebrar. Apostar por la repetición de una feria y más siendo en Madrid dice ya mucho.
  • En cuanto al lugar yo era reticente y tenía dudas. Me equivoqué y tengo que reconocer que si bien a algunas horas estaba el tema flojo, por lo general se gozó de buena asistencia. Poca importancia tiene toda la gente de calle que hubo en la primera edición que asistió al festival porque directamente "se lo encontró" y se dedicó a "japonesear".
  • Aparcamiento. Amplísimo y los madrileños más que agradecidos que vamos en coche hasta para comprar el pan; y eso que había...
  • ...Servicio de lanzadera desde la bien comunicada Plaza de Legazpi hasta las mismas instalaciones de la Caja Mágica. Yo no hice uso de la misma y cuando quise me dijeron que había 45' de demora para acceder así es que decidí cambiar de planes.
  • Vaso: precio de 2.5€ personalizado para la feria. Lo idóneo, ni más ni menos. Uno más para la "cole"
  • Baños: muy bien, accesibles y limpios. En varias ocasiones me tuve que dirigir de un baño a otro porque al que quería acceder estaban limpiando. Buen punto.
  • El precio de la cerveza muy ajustado. Desde los 1.88€ hasta los 3.5€ por regla general. Había una única que subía hasta los 6€ el cuarto de pinta y que yo gocé 'by the face'. Mil Gracias.
  • Aforo. La normativa es tajante y las autoridades estarán muy concienciadas en este aspecto después de la desgracia de Halloween hace cinco años en el Madrid Arena. Se agradece aunque, como ya he puesto más arriba, me hicieran cambiar de planes por "aforo máximo".
  • Espacio. Bastante amplitud y en uno de los accesos a la pista de la Caja Mágica aunque yo buscaría un recinto en el que se puedan poner de una forma circular o más agrupación en cuanto a sectores se refiere. Si se quiere escenario (como aquí había) pues al centro.
  • La comida. Muy buena y a precio más que idóneo. Hablando con la gente que probó tuvo más acercamientos por los stands de comida me comentaron que muy bien. Personalmente sólo hice una en la que pedí unos callos*: espectaculares los de "Callos a la Mamileña".
  • Apenas hubo grandes colas de esperas para pedir una cerveza y si las había se asaltaba el stand por el costado.

Los contras:
  • Elaboradores. Ya lo comentamos entre los que íbamos. De los cuarenta elaboradores sobraban 15 o 18 y faltaban 4 o 5. Referentes importantes del panorama craft español son Laugar, Naparbier, Dougall's, Reptilian, Ales Agullons,... y creo que no deberían faltar en una buena feria que se precie. 
  • Centrándome en el número de elaboradores: cuarenta me parecen demasiados. Muchísimos diría yo. Mucha cerveza hay que vender para amortizar los 900€ de cuota de inscripción y cubrir gastos. ¿Será por esto por lo que algunos de los de arriba ni se lo plantearon?, lo vería lógico.
  • Elaboradores extranjeros. Para mi resulta inconcebible que cerveceras como Het Uiltje (aunque Yria llevó algo) o Beavertown se hayan quedado fuera del cartel final. El tiempo pondrá a cada uno en su sitio y a los elaboradores "sobrantes" también.
  • Enjuagado de los vasos. Sólo uno disponible en el centro de todos los expositores con ocho grifos. No me enteré de él hasta el segundo día. Hasta entonces lo enjuagaba en los baños o no lo enjuagaba.
  • Horario de cierre a las 23:00 me parece muy poco máxime teniendo en cuenta que el recinto se encuentra en una zona deshabitada y las casas más cercanas las tiene a unos 200 metros (o eso es lo que me parecía a mi viendo al fondo el barrio de San Fermín).
  • Si bien antes comentaba la buena idea del servicio de lanzadera yo tengo la duda de la vuelta. El autobús está llevando durante todo el día; y poca gente se vuelve. ¿Cómo sería la vuelta? Si uno quería asegurarse la misma había que pagar poco más de un euro pero el resto de la gente..., al metro. 
Creo que no me dejo nada, tampoco me gustaría. Para resumir puedo decir que fue una feria que me agradó mucho (no pude asistir a la primera edición) y agradecer a la organización a meterse en el jaleo de organizar un evento como este en Madrid. Ojalá que tenga más continuidad, sin necesidad de que haya dos al año, pero sí esa continuidad que los frikis cerveceros madrileños tanto queremos. Sin olvidarse, eso sí, de hacer una limpia en el cartel. 
Dicho todo esto el ranking de mejores cervezas:
  • #1: Guineu / Toccalmatto Il Goloso 2016 Cognac Barrel Aged
  • #2: La Pirata / Les Trois Mousquetaires Barcelona Tropical
  • #3: Jakobsland Brewers / Widawa Origen 2017
Sin olvidar a la Mad Brewing Trigo Hoppy, Brewdog Abstrakt AB:23,  Guineu Lager, Guineu Juice of the Fox Kings, Panda Suco NEIPA, Greyhound Red IPA, La Quince Green Mind, Mala Gissona Shackeltown y la Summer Tide, Jakobsland Fix for the Fits y Lo Vilot Tropical Funky
...y las peores:
  • #n: Bailandera Session Pale Ale
  • #n-1: Bailandera Red Ale
  • #n-2: Yakka / Huggies Mild
Las dos primeras, que en el ranking serían las dos últimas, contaminadísimas. Sin olvidar a The One Pale Ale. Seguro al 100% que hubo más pero ya no quise poner más veces en riesgo mi hígado gratuitamente.
Hasta el año que viene.

* A falta de los callos de Kamon IPA... Kamon IPA I missed you!!!

sábado, 14 de octubre de 2017

Valoración 4000 en Ratebeer

Cuando uno se loguea en cualquier página de catas creo que nunca se marca un objetivo en cuanto a un número de cervezas probadas; ya sea en Ratebeer, Beer Advocate, Untappd,... En mi caso como muchos ya sabéis en Ratebeer.

Pertenezco a la comunidad de RB desde el 13 de enero de 2007. Algunos años con más actividad que otros, no fue hasta septiembre del 2011 hasta que no me puse a pasar todas las "catas" que había escrito anteriormente, ya sea en servilletas, posavasos, papeles, recibos de cajero de banco, etc, a mi perfil de RB. Después de tres grandes mudanzas en mi vida (Madrid- Sevilla; Sevilla-Madrid; y Madrid-Madrid) sé que ha habido muchas catas que se han perdido por el camino; no obstante sé que algún día, tarde o temprano aparecerán. 

Fue el año 2012 el más prolífico en cuanto a números con 793 nuevas cervezas probadas ese año. A más de dos cervezas nuevas cada día hasta puede ser un poco de locos, más teniendo en cuenta que no eran 'mini-catas', tastings o 'samples'. La asistencia a ferias, proliferación de tiendas, ya sean en Madrid u on-line, intercambios con otros 'Ratebeerians',..., facilitaron esos números.

...Y la cuenta sigue creciendo y el número de cervezas probadas hacia arriba. De ahí hasta este mismo año superar las 1000 cervezas españolas probadas; honor que se llevó la Coccus Petroleum, o superar los 1000 productores diferentes de cerveza que cayó sobre Au Grimoire Des Légendes y su cerveza Elfique Air Force (tenía que hacer un guiño a lo que me dedico desde hace más de 20 años, sí...).

Ahora ha llegado la cata número 4000 y ese 'honor' se lo ha llevado la Toppling Goliath Tsunami Pale Ale. Que llegan cada vez más variedad de productos de los EEUU está más que claro. Desde aquel 2007 cuando me decidí a regitrarme en Ratebeer ha cambiado muchísimo la cosa. Hacia dónde nos dirigimos, sólo con el tiempo lo sabremos. Es difícil de saber ahora pero viendo como está el mercado, tan en expansión, algo tendrá que explotar..., la burbuja cervecera que ponga a cada uno en su sitio... pero eso es otro tema.

Por otro lado, que todos esos productos que llegan están en mejores condiciones que nunca se había visto anteriormente también es cierto. Contenedores refrigerados, buen acondicionamiento al punto de llegada, rapidez en los envíos, seguridad en el embalaje,...; todo es poco. Y eso tiene un precio que a los que nos gusta la buena cerveza lo pagamos y punto, sabiendo que esa cerevza ha sido tratada con mimo del productor al consumidor, aun recorriendo miles de kilómetros.

En cuanto a la cerveza sin ser la mejor APA que he tomado y algo por detrás de la que a mi me ha parecido la mejor de entre todas que he probado, la Proclamation Derivative Galaxy Hopped Pale Ale; es una cerveza que se adecúa muy bien dentro de sus estilo, muy fácil de beber, ligera, pero con una muy buena presencia de lúpulos resinosos, cáscara de naranja y leves notas a piña. Una cerveza que repitiría en un momento dado si no fuera por mi ansia de probar siempre que puedo cosas diferentes a lo que haya probado previamente.

Ahora sólo me queda por decir que ya queda menos para las 5000 cervezas probadas pero como dije al principio es algo que ni me planteo. Que sea cuando sea, ahí estaré yo para escribir algo oportuno al respecto..., o no.

domingo, 8 de octubre de 2017

Bares qué lugares. Café Falstaff. Maastricht #1

Uno nunca sabe cuando va a tener la oportunudad de conocer una nueva ciudad y que encima pertenece a un país "no pisado" hasta ahora, por increible que parezca... Mi estancia por motivos laborales por el este de tierras belgas propició el acercarme a la ciudad de Maastricht, la cual tan solo estaba a 20Km de mi campo base, Tongeren.

Lo primero que me llamó la atención en Maastricht es lo bien cuidada que está la ciudad, con amplias zonas peatonales y en donde la bicicleta como medio de locomoción particular cobra un protagonismo más que especial. Tras varios paseos por los sitios turísticos claves tocaba tomar una cerveza en alguna de los numerosos bares que tiene la ciudad, propiciado seguramente, por el carácter universitario de la misma.

No estaba en mis planes pasarme por esta ciudad en un principio así es que no tenía ningún plano ni dirección de algún sitio recomendado. Había que recurrir Ratebeer in-situ y sobre la marcha para ver aquellas cervecerías de interés. El Café Falstaff era el más cercano de donde me encontraba y no era mala opción, más si cabe cuando una vez allí tomando la primera cerveza me fijé que se podía cenar.


Esa primera cerveza que cayó fue la Viven Imperial IPA, cobriza, muy aromática con notas a cáscara de naranja y melocotón al final. Una delicia. Para cenar fue una hamburguesa que de que la vi lo tuve bien claro. La Trappistenburger era servida en pan de centeno, un buen y generoso trozo de carne y compañado de tomate, lechuga y queso trapista; que de ponerle algún "pero" sería la poca cantidad de este ingrediente principal el cual da nombre a la hamburguesa. La segunda cerveza fue una Boulevard Tank 7 Farmhouse Ale, una saison que se quedó un poco corta en comparación con alguna cerveza belga del mismo estilo.

Trappistenburger
En cuanto al local..., bastante amplio con aire entre moderno y algunos puntos clásicos. La barra a la derecha y mesas para cuatro al otro lado, con una amplia zona libre de mobiliario al fondo y un piso superior del cual no puedo dar ningún dato. Cuenta con una extensísima cata de cervezas de todos los estilos, principalmente belgas y holandesas, pero también norteamericanas. Todas ellas en diez grifos y en cuatro neveras repletas de botellas. También cuenta con una amplia terraza en la calle. Sin duda un lugar muy a tener en cuenta si uno está de visita en esta bonita ciudad.




Dirección: Sint Amorsplein, 6.
Horario: de lunes a jueves de 09:00 a 02:00.
Viernes y sábado de 09:00 a 03:00.
Domimgo de 09:00 a 02:00
Teléfono: +31 43 321 7238
Facebook: /cafefalstaff/

martes, 3 de octubre de 2017

International Stout Day 2017. Convocatoria

Qué pronto pasa un año y aquí estoy de nuevo con este evento que creo que es de los que más han pedurado en el tiempo y por lo que a mi respecta perdurará. Celebrado en la blogosfera desde 2014 y por mi parte un año más, desde 2013. Una celebración que se realiza a nivel mundial... Llega el International Stout Day...

Será el próximo día 2 de noviembre. Las reglas están claras y son las mismas que las del año pasado, hago un "copy/paste":

  1. Se puede participar con cualquier cerveza (una, varias o muchas) que esté dentro de los estilos: Baltic Porter, Porter, Imperial/Strong Porter, Stout, Foreign Stout, Sweet Stout, Imperial Stout o Dry Stout. Hay donde elegir, hay muchos. No quiero Smoked, Black IPA o similares como me he encontrado algunas veces. 

  2. Escribir sobre ¿por qué se ha elegido esa cerveza?; ¿qué sensaciones os ha proporcionado?; ¿cómo la conseguísteis?; ¿Tiempo de guarda?; una pequeña cata y/o cualquier cosa que se os ocurra. Como si os ha dado llorera por el gran cervezón que habéis tomado o por el contrario ha sido la peor opción en muchos meses y ha terminado yendo al fregadero. Todos aprendemos con todo.

  3. El día concreto es el jueves 2 de noviembre y ese es el día en el que tendréis que beber una (o más) cerveza dentro de los estilos que os comento más arriba. Además me tenéis que hacer creer que cuando publiquéis vuestra entrada/comentario que os la habéis bebido ese jueves y no otro día teniendo en cuenta el cercano fin de semana del 3, 4, 5. Me espero alguna trampa pero haremos como que no me doy cuenta.   

  4. El plazo para escribir las entradas en los blogs es hasta domingo 12 de noviembre a las 23:59 hora española. Hay más de una semana de plazo desde el día de autos. Improrrogable..., hay dos fines de semana de por medio.

  5. Para publicar la entrada se puede hacer de la siguiente forma:
    1. Para todo aquel que tenga blog lo puede hacer en el suyo propio; o,
    2. Para el que no tenga blog lo puede hacer via Facebook; o,
    3. Mandándome a mi el texto a mi Facebook (José Benedicto) y seré yo mismo quien lo publique en mi propio blog haciendo la cita en la estrada resumen.

  6. En FB voy a crear un evento que se va a llamar International Stout Day 2017 - España. Os pido que el anuncio para comunicar que habéis escrito vuestra entrada lo hagáis por esta vía, anunciándolo en dicho evento, o por las vías que todos vemos. Si no..., también crearé un Hashtag: #ISD17España para más facilidad. Todo ello con el fin de que no se me olvide ninguna entrada de las publicadas a la hora de hacer un resumen final. Dicho evento estará activo a partir del 24 de octubre a las 23:59, aunque ahora os llegue la invitación, y terminará el dia 6 de noviembre a las 23:59 para que podáis postear en esa vía fotos y demás.

  7. Así mismo, con el fin de tener un listado, que iré actualizando conforme la gente se vaya apuntando, sí os pido que a la vez que me proporcionáis el nombre y/o nick a la hora de apuntaros, también me digáis por medio de qué modalidad (Blog, FB,...) lo vais a publicar.

  8. Tenéis de plazo para apuntaros hasta el domingo 29 de octubre. Ese día a medianoche publicaré una entrada con todos los participantes y medio de publicación.

  9. Yo una vez pasado el ISD'17 en torno a un máximo de 12-15 días después me comprometo a publicar el resumen de lo que ha sido dicho día para todo aquel que se hubiera apuntado. Más o menos por el 16-19 de noviembre, de ahí lo de improrrogable.

  10. A la entrada, comentario o lo que penséis hacer se agradecería que añadiérais una foto para el resumen que haga.
No me dejo nada, tan solo recordar cómo fueron las anteriores convocatorias y la gran aceptación que tuvieron. Ahora a superar la del año pasado... esto va in crescendo.

ISD 2013 con 1 participante: pincha aquí
ISD 2014 con 26 participantes: pincha aquí
ISD 2015 con 31 participantes: pincha aquí
ISD 2016 con 40 participantes. pincha aquí

viernes, 29 de septiembre de 2017

IV Oktoberfest Artesanal en Colmenar Viejo. Mi experiencia y no-crónica

El fin de semana del 22, 23 y 24 de septiembre tuvo lugar la VI Oktoberfest Artesanal de Colmenar Viejo. Esta vez afrontaba la feria de una manera bien distinta a como la he afrontado las tres veces anteriores que he asistido. Este año era parte protagonista del evento como "Inspector de cata" y "Jurado del concurso de IPAs".

Todo fue gracias a la invitación de Jorge Solana, del blog CERVERIANA, el cual hace unos meses me propuso si quería formar parte de esa nueva iniciativa que había tomado la organización en base al descontento generalizado producido los dos últimos años (y alguno más) por ser una feria en la que las contaminaciones han proliferado.

No dudé ni un momento en aceptar la propuesta que también fue ofrecida a Gonzalo, del blog Humulus Lupulus y juez BJCP. Los tres, Jorge, Gonzalo y un servidor comenzábamos el viernes, dos horas antes de que se inaugurara la feria de cara al público. Había que preparar muchas cosas para todo el fin de semana. Entre ellas la recogida de muestras en botella que a la postre se iban a abrir esos días por parte de los 22 cerveceros asistentes (pincha aquí para ver el listado completo).

Una vez terminada la recopilación de una muestra en botella de todas las diferentes opciones, unas 70 o 80 tuvimos que ponernos manos a la obra probando todos los barriles que se habían abierto en ese momento. Una cuenta fácil puede ser: 22 cerveceros a poco que cada uno lleve 3 o 4 grifos..., el resultado es de otras 70 cervezas diferentes.

Esa misma tarde-noche se retiraron varios barriles: DMS, acideces indeseables,... hicieron que nuestro veredicto fuera que se retirara el barril con el lote indicado. Por norma general la mayoría se lo tomaron a buenas pero hubo dos en contreto que no les sentó nada bien nuestra opinión. A saber: La Pedriza con una Alt y una IPA, que eran las que tenían pinchadas, que eran directamente un peligro para la sanidad pública; ambas contaminadísimas. Tesela con su Dark Lager, muy ácida (¿debido a las maltas tostadas?, que fue la excusa del productor); que realmente vi peligrar nuestra integridad cuando nos estaba discutiendo nuestra opinión. Caso especial es el de Tierra de Frontera con su Mariloli; año tras año la están trayendo sin darse cuenta de su acidez (esta ya fue advertida por mi parte en el mismo festival hace 4 años y ahí sigue). Ahí sigue, ahí siguió y espero que no siga más por el bien del festival.

A la mañana siguiente (estamos en el sábado) tocaba probar todas las botellas que habíamos recogido la tarde anterior así es que después de unas novedades de la mano de Stephan, antiguo master-brewer de Cervezas LEST nos pusimos con ello. Al igual que en el día anterior se retiraron esta vez 12 botellas. Generalmente con los mismos defectos que en los barriles: acideces, DMS, sulfurosas, vegetal cocido,... Había para todos los gustos. De uno de los productores arriba indicado, La Pedriza, se retiraron todas las botellas que disponían. No tuvieron más remedio que irse de la feria antes de tiempo no sin antes "calentar" o otros elaboradores a los que también se les había retirado algún lote. Incluso se comentaba de boicotear la feria..., tomando parte activa otro de los productores al que se le había retirado su hidromiel..., con notas jabonosas y acidas.

Gran ambiente el sábado por la noche
Pero también hubo momentos buenos y menos desgradables. Fuímos el jurado para elegir la mejor IPA de la feria. Tras probar doce muestras de todos aquellos cerveceros que se habían presentado al concurso el veredicto estuvo más que igualado ya que entre el primero y el segundo solamente hubo un punto de diferencia. El podio quedó de la siguiente manera:
  1. El Cantero con su NEIPA
  2. Medina con su Cascoporro IPA
  3. San Frutos con su Sanfrutos Indian Pale Ale
En plena cata del concurso de IPAs
Te dicen: ¿quieres formar parte de esta idea que tiene la organización de la Oktoberfest de C. Viejo?. Todo es muy bonito, se va a poder probar mucha cerveza, a la vez de aprender, se va a estar en contacto con los cerveceros, se va a ver el festival desde dentro,... Pero la realidad es otra, sobre todo una vez que retiramos el primer barril, luego el segundo, el tercero...; y continuamos con las botellas.

Trabajo duro, más que nada por el hecho de dar la cara y tener que dar explicaciones al cervecero. Él, como parece lógico plantea su punto de vista sobre su cerveza y nosotros le teníamos que hacer entender que esa no estaba en plenas condiciones para ser servida. Una situación nada gratificante porque en algunos momentos la situación estaba más que caldeada.

No obstante es algo en lo que repetiría si se me presenta de nuevo la ocasión. Con este tipo de iniciativas ganamos todos:
  1. Los consumidores, que beben un producto de calidad. Y no sólo los consumidores entendidos sino también el público profano que intenta adentrarse en el mundo de la cerveza artesana;
  2. Los cerveceros, que no tienen productos en malas condiciones y que verán incrementadas sus cajas; en detrimento de aquellos que sí tienen cervezas con defectos; y, 
  3. La organización, que logrará que su feria ya no sea la señalada como aquella en donde se sirve cerveza artesana de mala calidad..., con toda la repercusión que eso tiene de cara al público general.
Para finalizar me gustaría decir que tengo dos esperanzas, una a corto y otra a largo plazo:
  1. Por un lado me daría por satisfecho si bloggers, beer-geeks, consumidores habituales de cerveza artesana, etc., hacen muchísimos menos comentarios sobre la calidad de la cerveza en esta feria en los próximos días; ya sea en sus blogs, en las redes sociales o en páginas de cata. Señal inequívoca que el trabajo que hicimos fue bien hecho..., y justo por el bien del resto que sí cumplen.
  2. Por el otro, me agradaría que visto lo visto este año, al año que viene algunos cerveceros tomen notas de las medidas adoptadas y puedan mejorar sus productos con el fin de no dañar a resto de sus colegas fabricantes para que todos no sean metidos en el mismo saco. Y si no..., que no participen de la misma.
Por último agradecer de nuevo, y públicamente, a Jorge Solana la oportunidad que me ha brindado participando de esta experiencia de la que he acabado totalmente encantado.

Por cierto y como viene siendo habitual en este tipo de entradas. Las cervezas que más me gustaron y por este orden fueron:
  1. El Secreto del Abad Saison
  2. Domus Ninfa
  3. Medina / Yria Ernest & Txus

lunes, 18 de septiembre de 2017

No un sábado cualquiera: Feria en Alcalá y Festival en Chinaski

El título de la entrada viene muy a cuento por todo lo ocurrido el sábado 9 de septiembre en el que varios actos se juntaban en el mismo día. Algo que los madrileños ya estamos harto acostumbrados de esa manía "indirecta" de aunar varios eventos en fechas próximas. El principal, el 1º International Breweries Mini-Meeting en Chinaski al que también se le unió la 1º Encuentro Cultural de Cerveza Artesana en Alcalá de Henares, de menos índole que el primero. Por si fuera poco a esos habría que añadir el Beavertown Extravaganza en el que lo más granado del mundo craft madrileño estaba dándolo todo en Londres.

El día empezó rumbo a Alcalá de Henares a ver qué se cocía. No había por mi arte grandes esperanzas en encontrar alguna cerveza interesante ya que el cartel, quitando alguna, era un poco pobre. A saber: CCVK, Ebigma, Domus, Ebora, Gabarrera, La Cibeles, La Sagra, La Virgen, Maldita, Monkey, Speranto, Villa de Madrid y Vulturis. 


Es en CCVK donde pasé más tiempo, visto lo visto y donde pude disfrutar de una buena conversación con Daniel, su maestro cervecero el cual presentaba su CCVK 28038 IPA con toques maltosos y caramelo; y otras dos de su gama base ya conocida. Más allá del cartel de elaboradores presentes sí me gustaría comentar la buana organización que tuvo dicha feria y los buenos detalles que tuvo con los fabricantes. Paso a enumerar cosas que a pesar de ser la primera que se hace (he leido en la prensa que no se descarta hacer más) me agradaron enormemente y creo que alguna debe tomar nota:
  • Ubicación en la Plaza de Palacio, un sitio céntrico en Alcalá, al lado de su Calle Mayor que respira vida a raudales
  • Grifos para enjuagar los vasos, los cuales eran personalizados para la feria y que se compraban al precio de 2€.
  • Baños públicos portátiles cercanos a la feria.
  • Buena oferta de comida con numerosos food-trucks.
  • Casetas de madera para los elaboradores, con amplia barra y hueco dentro como para tener una buena remesa de barriles.
  • Facilidades a los fabricantes al permitirles llegar hasta su caseta asignada con el coche y descargar directamente. Aparte, parking cercano con descuento para ellos.
  • Cuota para los elaboradores irrisoria desde mi punto de vista, sólo 100€. Si se exponía una conferencia se tenía un descuento del 50%.
Ambiente de la feria de Alcalá de Henares
La gente qe se acercó el viernes por la tarde lo hizo en masa, muy buena aceptación por parte del público general. A lo que hay que sumar el enorme interés para conocer diferentes elaboraciones y estilos. Una más me tomé alí, la Maldita Pizpireta, una IPA con ciertos toques mentolados. A la hora que me fui, a eso de las 14:00, se empezaba a llenar de gente.

John Brus de De Molen
Tras ello me fui directo al Chinaski. El  plato fuerte del día estaba por llegar. Nada más llegar me encuentro a Jorge Solana hablando con el mismísimo John Brus de De Molen. Otros colaboradores asistentes fueron Andrea dell'Olmo por parte de Vento Forte, Tea Mona Rakipi de Oud Beersel y Stephen Andrews de Nogne. Tras hacer la rueda de reconocimiento a las cervezas disponibles y saludar a la gente: Ernesto, Ani, Isaac Beltrán empezamos a beber. Primero a por la Vento Forte Sour Session, con notas marcadas a albaricoque. La siguió la Vento Forte #31 Session; las colaboraciónes De Molen/Magic Rock Magic & Tricks y la De Molen/Tempest Sun & Moon. Tras ellas y para dar un cambio al paladar la Oud Beersel Oude Geuze Vandervelde 135 Years y dos de los hidromieles que había traído Apis, de Polonia: el Trójniak Staropolski y el Czworniak Korzenny, a cada cual más peligroso.

A esa altura ya había llegado Fernando (aka birrotes) y Dario, los cuales se iban después de concierto, de hecho muchas de las anteriores fueron compartidas con ellos a modo de tasting. Para no saturarnos de estar en el mismo sitio y aprovechando que en el bar Craft Against the Machine tenían la colaboración Laugar/Drunken Bros Hopzilla allí nos fuimos los cuatro. Disfrutamos sobremanera de esta cerveza. La estancia allí se completó tomándonos Fernando y yo una Agullons Barrica.

Vaya cuatro patas pa' un banco
De vuelta y aprovechando que pasábamos por Casa Zoilo hicimos un breve avituallamiento en donde nos tamos una cerveza, la Black Stroms Revolt por mi parte, acompañada de una tapa de mejillones con patatas fritas y un queso de Ávila que era para ponerle un monumento. Jorge se fue, Fernando y Darío se fueron y ¿yo...?..., al Chinaski de nuevo.

Me encuentro con Adrián Mateos y me pido una Nogne Sunturnbrew, después vinieron la Vento Forte Follower, la Oud Beersel Bersalis Tripel, la Edge Brewing Barrica 25, la Evil Twin/Westbrook Imperial Mexican Biscotti Cake Break, la Reptlian Disciples.... Viking Army! Bourbon BA y la colaboración de Edge/Brewski/Garage Mash IPA. Ni recuerdo en qué orden... os podéis imaginar.

En cuanto al festival dejando ya de lado "misaventurascerveceras":
  • La idea de Ernesto a mi entender ha sido muy buena. El hecho de traer representantes de cervezas que son referentes ha ayudado no sólo a un acercamiento por parte de los asistentes a ellos sino un interés mayor por muchas elaboraciones que de otra forma no hubierna llegado a España.
  • La pizarra que tenía el Chinaski era más que buena y es que a la visita de los representantes de cuatro cerveceras y un fabricante de hidromiel se le sumaban grandes cervezas del panorama nacional e internacional.
  • El espacio en principio me pareció que sería escaso pero a la larga fue más que sufuciente: seis invitados lo máximo; y eso teniendo en cuenta que los representantes no estuvieron todo el rato..., que también harían/hicieron sus pinitos con otros fabricantes madrileños...
  • Todo ello teniendo como ventaja que la cerveza era en vaso de cristal limpio, de unos 20-22cl y al precio de 2.5€ si se compraba un pack de 10 tokens (ese era el médio de pago) que se compraban en la misma barra del local. Menos de 10 tokens las cervezas, repito de unos 20-22cl, salían a 3€.
Ambiente del Chinaski por la noche
Ya la Feria de Noblejas que tanto nos gustaba ha terminado sus ediciones de gloria, me fastidia en principio porque creía y así lo vaticiné el año pasado en la crónica, que se iba a consagrar como una de las fijas del panorama cervecero. Ahora en Madrid nos tenemos que acostumbrar a este formato de minifestival. Está claro que no debemos ni podemos comparar la una con el otro. La una, la Feria con muchos más asistentes, predominando nacionales y de reputado nombre. El Minifestival con pocos elaboradores pero selectos y trayendo en algún caso productos que no salen de su país de origen... al menos de momento.

Por otro lado el minifestival puede ser otra alternativa a acoplar a un hueco que había quedado abierto con las Ferias de Cerveza Artesanal celebradas en L'Europe y que no se había cubierto hasta ahora. En Madrid ya no sólo tenemos la Feria de Noblejas, que encima no era en Madrid, sino a unos 70Km. Poco a poco van apareciendo algunas que pueden suplir esa falta. Este año de hecho hemos tenido el Madrid Fusión, el BeerMad, el Beergote, etc; y alguna que repite en un futuro próximo. Ciertas ferias de resultado catastrófico y en otros casos con buena aceptación.

Tiene pinta que se va a volver a repetir ese mismo formato... bienvenido sea porque como ya he dicho más arriba, lo importante era tapar un hueco que ahí estaba sin cubrir y que además puede ser complementario con las ferias que se celebran en la capital.

Salud y buena birra...

lunes, 11 de septiembre de 2017

Bares qué lugares. Beer Corner. Zaragoza #2


Al igual que la ciudad de Zaragoza están ligadas a la figura de Goya en el cual las "luces y sombras" forman parte de su extraordinaria obra; en mi caso son también luces y sombras con lo que me voy a quedar después de, ya por fin, conocer los dos lugares cerveceros más carismáticos de la ciudad (sin contar la Tabierna Ordio Minero...). El primero conocido hace poco más de una año, el segundo hace unos diez días y ambos abiertos desde el 2015. El primer fin de semana de septiembre fui a conocer in-situ el Beer Corner. En este caso, este local forma parte de "las luces".

Pude visitar el Beer Corner, como digo, hace poco más de una semana y después de una cena que si bien no fue muy copiosa si que fue digna de mención y que perdurará en los anales de "mi" historia. El sitio: en el Bar Estudios, local especializado en quesos, aunque también se pueden degustar otras viandas. Desde la calle se puede oler el intenso aroma a queso que al acceder al local se hace más presente. Una pena que las glándulas olfativas se acostumbren tan pronto a los olores debido a su pronta saturación. Se debería oler ese aroma durante toda la estancia.



El mundo está lleno de casualidades y una de ellas es que el mencionado Bar Estudios se encuentre a tan solo cinco minutos del local cervecero protagonista de esta entrada. Aprovechando una cosa no podía dejar de lado pasarme por el Beer Corner. Varias razones tenía que me forzaban a ello: la primera que podía comparar con el otro local cervecero de la ciudad, el Hoppy; la segunda las buenas referencias que había leído en las redes sociales sobre el local; y, la tercera que como a todo beer-geek me gusta conocer los locales cerveceros de los lugares que visito.


Así es que, allí es como me vi, entrando a eso de las 22:30. La hora justa como para probar alguna cosa, más bien queriendo enfocarme en lo "local" y llevarme un buen sabor de boca. Me siento en mi lugar preferido de todos los bares cerveceros, cerca de los grifos; aunque en este caso el disponer de trece de ellos sobre la barra facilita mucho ese hecho. Miro la pantalla de lo que había pinchado y pienso que la noche será un poco larga. Tenía que madrugar para seguir con mi viaje al día siguiente que me llevaría al Encuentro de Coleccionismo de Replega en Monzón, que ya se ha convertido en todo un clásico a los que no fallo.


Al pedir la primera empiezo a entablar conversación con Iván; co-socio fundador del local y uno de los elaboradores de la cerveza bajo marca TITAN Craft Beer. Hablamos de todo un poco, de lo local, de lo extranjero, de cómo empezó todo con respecto al Beer Corner y la semejanza con otros elaboradores que por las mismas razones dejaron su trabajo de forma forzada y que aquellos ahora se codean con lo más granado del panorama cervecero y con locales o fábricas "satélite" en Barcelona, lejos de su lugar de origen, Pamplona.

Las cervezas van cayendo. Unas veces porque las mismas invitan a ello, otras veces porque la conversación hace lo propio. Primero una Populus IPA Melocotón, Sergio ha acertado de pleno en esta cerveza. Luego una Edge Blacklight, una BlackIPA con más toques cafetosos que lupulados; pero teniendo en cuenta lo complicado que es acertar con el término medio en este estilo, esta no está nada mal. Siguieron dos elaboraciones de Dry & Bitter de quien no había probado nada y que me dejaron con la sensación de tomarme alguna más, sobre todo en el caso de la Dank & Juicy, más que en el caso que la Fat & fruity. Todo ello acompañado de unos pimientos del piquillo rellenos que me sacó Iván con ligeros toques picantes que entraron como si nada, muy ricos.



Ahora que estoy a mitad de mi beer-session voy a comentar sobre el ambiente. Muy tranquilo a pesar de que era viernes noche; con gente cervecera en grupos hablando de unas cosas y otras que ni me iban ni me venía. Pero lo que más me llamó la atención es la gran aceptación de la gente a probar nuevas cervezas que van saliendo. Iván me lo comentó y yo lo pude comprobar in-situ. Muchos de los que allí estaban según me dio la impresión eran habituales del local, otros no tanto pero la gran mayoría atreviéndose con cervezas totalmente nuevas con tal de experimentar nuevas sensaciones. No obstante, el local tiene unos tres o cuatro grifos de cerveza para neófitos en este mundillo; no falta una buena Lager o una buena de Trigo para paladares no tan acostumbrado a alfa-ácidos o maltas tostadas. Y por si fuera poco también posee cuatro neveras con más de cien referencias para todos los gustos.

Por mi parte muchas de las cervezas de la pantalla ya las había probado. Ese afán de beer-hunter que me sale muy a menudo me llevó a beber todas las que no había Rateado previamente y así es como llegué después de las anteriores a la Titán Orange Chocolate Porter. Una cerveza que apunta buenas maneras si bien le faltaba un poco más de guarda. Como colofón, o al menos eso creía yo, una cerveza que desde que entré me fijé en ella y la cual no me quería dejar pasar bajo ningún concepto. La Prairie Bomb! es de esas cervezas como tantas otras que no dejan indiferente a uno. Un taponazo de 13% ABV todo muy bien integrado junto a las maltas tostadas, el café, matices dulzones procedente de notas a fruta madura... Para repetir una y otra vez.

No sé qué hora sería ya pero desde las 22:30 que entré al local hasta entonces ya creía que se me había ido de las manos. La charla con Iván sobre los viajes cerveceros, las pocas posibilidades que tienen ellos de hacer lo propio, y es que el trabajo en hostelería hace muchas veces que uno no pueda moverse todo lo que quisiera; y si lo hace es con el "permiso y beneplácito" de otro que se queda atendiendo el negocio... Todo ello propició que Iván sacara una botella de Oud Beersel Oude Kriek. Una de mis preferidas dentro de su estilo y que fue el remate a una noche inolvidable que estaría dispuesto a repetir cada vez que vaya a Zaragoza. El Beer Corner ya está entre los fijos cuando vaya a Zaragoza.




Dirección: Calle del Heroísmo, 2
Horario: de lunes a miércoles de 18:00 a 23:00.
Jueves y viernes de 18:00 a 01:30.
Sábado de 12:00 a 15:00 y de 18:00 a 01:30.
Domingo de 12:00 a 15:00 y de 18:00 a 23:00.
Facebook: /beercornerzgz/

miércoles, 2 de agosto de 2017

Nørrebro Pisner. Cerveza a partir de pis humano

Ya hacía tiempo que no aparecía una noticia como esta. Yo diría que el mismo tiempo que es lo que hace que yo no publico algo parecido (link).

Ya tenemos cerveza elaborada a partir de pis humano.

Los ideólogos de esta delicatessen no son otros que los de la micro danesa Nørrebro Bryghus que viendo la base de datos de Ratebeer se ve que les cunde hacer cerveza ya que cuentan con un historial de 420 elaboraciones diferentes.

Mediante el Proyecto Beercycling el "Danish Agriculture and Food Council" recogió durante el desarrollo del festival de música de Roskilde (localidad cercana a Copenhague) de hace un par de años la cantidad de 54.000 litros de orina procedente de los asistentes al mismo. Los aportantes sabían a qué fin se iba a dedicar su orina así es que tuvo una gran aceptación. De hecho en los urinarios a tal efecto había un inmenso cartel que decía literalmente "No deseches tu pis. Los granjeros daneses pueden convertirlo de nuevo en cerveza". Con este reclamo no me extraña de la gran aprobación que tuvo la idea.

Durante la primavera de 2016 un total de 50 toneladas de esta orina fue usada para fertilizar la cebada, obteniendo al final del proceso la cantidad de 11 toneladas de malta de cebada. El Proyecto les permite dar una segunda oportunidad a cualquier producto que sea tirado por el desagüe. Según Karen Hækkerup, CEO de dicho Consejo, "si se puede hacer una cerveza con orina como fertilizante, se puede reciclar casi cualquier cosa".

El Danish Agriculture and Food Council en colaboración con Nørrebro Bryghus en total ha elaborado un total de 60.000 botellas de Nørrebro Pisner, que es el nombre de la cerveza. Muy propio el juego de palabras. Según Henrik Vang, director ejecutivo de la cervecera, están muy satisfechos con su participación en el Proyecto ya que ayuda a la sostenibilidad y lo cataloga como un "proyecto interesante"; aclarando por supuesto que la cerveza no tiene ningún resto de pis humano.


Me da que pensar un par de cosas: que viendo esto se puede ver casi cualquier cosa dentro de la elaboración de la cerveza; y que veo cierto sentido a aquella infantilona canción de Los Toreros Muertos quese lamaba "Mi Agüita Amarilla" en el que dicha 'agüita' cobra hasta vida propia..., con él os dejo.




Fuente: Proyecto Beercycling (Link)
           Noticia (Link)
           Fotos (Link)

jueves, 6 de julio de 2017

Sobre el coleccionismo breweriano... un pensamiento


Hay veces que toca hablar desde lo más profundo del alma, más bien hablar... pensar.

Desde hace unos meses veo que como si fuera una pandemia la desgana por dejar de coleccionar objetos relacionados con la breweriana; eso unido a algunos "malos rollos" que han habido en las redes sociales da... eso, que pensar. 

Hace cosa de seis meses José B.S.S. publicaba en las redes sociales que dejaba el coleccionismo. Uno de los mejores coleccionistas, si no el que más, de objetos cerveceros de su querida Estrella Galicia lo dejaba porque "los coleccionistas no somos queridos por las grandes marcas". Ahora está más dedicado a catalogar todo lo que tiene, que no es poco; aunque si aparece algo que no tenga va a por ello.

Hace un par de meses yo mismo me tuve que deshacer de mi colección de tapas de barril de cerveza. Con pesar al principio, ya que cuesta mucho ir juntando las piezas, muchas de ellas muy antiguas, pero cuando eso se convierte en obligación ya no gusta tanto..., y además no gusta nada si la propia colección te la están haciendo algunos amigos también coleccionistas cerveceros por el hecho de que uno mismo la tenga parada. Y lo bueno..., o lo malo, según cómo se mire es que aquella colección de tapas de barril no será la única que abandone mi habitación para proporcionar otro hueco a no sé qué, siempre hay algo...

Desde hace un par de semanas mi buen amigo Txema M. anunció que dejaba el coleccionismo de posavasos de cerveza. Como un tsunami la noticia recorre las redes. Uno de los mejores coleccionistas, uno de los decanos de este tipo de breweriana lo dejaba y no había marcha atrás. Según él “ya no disfruta de las colecciones ni seguir el ritmo del material que constantemente va apareciendo”. Hace años se deshizo de su excelente colección (por lo que me han contado “los viejos del lugar”) de latas de cerveza. En estos momentos nos cuenta que continúa coleccionando las chapas de cerveza, agua, etc. de España.

¿Quién será el próximo que diga que se cansa de coleccionar? ¿A qué hemos llegado en esto del coleccionismo? Una vez que empezamos, ¿estamos obligados a seguir con ello para toda la vida? ¿Qué nos ata?

Llevo coleccionando material cervecero desde el 1998 cuando empecé rebañando mis primeros posavasos de una cervecería ya cerrada en Madrid. Aún los recuerdo: uno de Grimbergen y otro de Barbar. Todo fue el empezar. De ahí, de ir cogiendo los posavasos de todas las cervecerías a donde iba, a conseguir mis primeros rusos, luego los africanos, uno de la Zambezi, asiáticos y centroamericanos... A medida que se va consiguiendo material, mucha de las veces gracias a internet el hueco disponible en casa es menor. Una cosa y la otra son inversamente proporcionales. Las redes sociales hicieron el resto y para un coleccionista no enfocado en un país, como no es mi caso, puede ser inimaginable la información que debe procesar (intercambios, novedades, memorizar los que tiene,…). No me puedo hacer a la idea pero yo me cansé de coleccionar posavasos de cerveza de todos los países habidos y por haber. Ahora centrado en España y Portugal es bastante más llevadero; aunque en algunos momentos puntuales llegue a agobiar.

Y hasta ser enfermizo, pero no en el estricto sentido de la palabra. Soy de la opinión que lo más gratificante del coleccionismo es la oportunidad que se te brinda para encontrar ese objeto, ya sea posavasos, etiqueta, botella serigrafiada, etc. fuera de lo común; y por encima de cualquier cosa, todo el proceso de búsqueda que ello conlleva. A mí me ha pasado no pocas veces que tras buscar cierto material durante años, en un momento y con unas circunstancias dadas ha aparecido ese mismo como por arte de magia y como si me hubiera estado esperando todo el tiempo. Por regla general los estudios acerca de ello dicen que el coleccionista se caracteriza como una persona organizada y hasta cierto punto obsesiva; buscando, muchas de las veces, de ampliar conocimiento dentro de una rama; e incluso me atrevería a decir que agiliza la memoria y retrasa el envejecimiento neuronal.

Y por ello creo que el que ahora colecciona algo, toda su vida lo va a querer hacer. Aunque se haya desprendido de parte de su colección, la persona lo lleva grabado a fuego en su material genético. Es irremediable y algo en lo que contra ello no se puede luchar; o acaso ¿puede una persona luchar contra su calvicie teniendo antecedentes que también la sufren? No es una obligación, es una necesidad vital.

Y es que nos ata la pasión. Como he dicho más arriba por el hecho de conseguir una pieza que nos falte; o porque esa pieza sea única o incluso que no esté catalogada hasta ahora, etc. El psicólogo Ricard Cayuela afirma que “la actividad de coleccionar resulta beneficiosa en muchos sentidos porque produce relajación y la satisfacción anímica de conseguir cosas, además de la contemplación de algo que para el coleccionista resulta bello o precioso”. Y esa satisfacción en una persona coleccionista será para toda la vida. Más si cabe si encima de todo ello la puede visualizar y mostrar a otra gente.

Las colecciones son para disfrutarlas y mostrarlas y por mucho que queramos, aquellos que tenemos ese pedazo de firma genética la tendremos para siempre. Se pueden pasar buenos momentos o algunas veces menos buenos momentos pero nunca nos podremos salir de esa necesidad que es coleccionar cosas. 

Hay una cosa que está clara: la labor que les hacemos a cualquier empresa, grupo, corporación, autónomo cervecero,... es inmensa e impagable. Guardamos como tesoros lo que ellos han hecho para promocionar su cerveza, le damos a conocer y lo divulgamos gratuitamente, ya sea en páginas webs, en redes sociales, o en los intercambios que hacemos con ello. Demasiado hacemos con seguir coleccionando esos objetos cuando muchas de las veces no somos recompensados por ello. Pero es irremediable...

Animo a todos aquellos que se plantean alguna vez en dejar de coleccionar algo. Dadle dos vueltas a ese pensamiento antes de cualquier otra opción. Repito, no se puede hacer nada contra ello. 

Ya personalizando: José, la labor que has hecho en favor de Estrella Galicia ha sido encomiable durante años, por favor sigue haciéndolo. Si ellos no te lo valoran el resto de coleccionistas sí que lo hacemos. Txema, sé que llevas por delante varios frentes a los que dedicas muchas horas pero tu colección de posavasos no se merece que sea desmenbrada entre varios coleccionistas; da una vuelta a lo que te comenté de coleccionar posavasos hasta la década de los 80 o 90, por poner un ejemplo. 

Mucha fuerza a ambos y a todo aquel que se plantea en algún momento en dejarlo. Sólo siguiendo en esta afición divulgamos cultura cervecera gracias a este sano hobby como es el coleccionismo de breweriana.