lunes, 21 de julio de 2014

"Diciendo las cosas claras..., tal y como son" o "¿Involución del coleccionismo?" o "Perfectamente lícito"

Llevo desde 1998 coleccionando posavasos. Aún puedo recordar de entre los más de 11000 posavasos distintos de 171 países diferentes cuáles fueron los primeros en entrar a formar parte de mi colección. Uno de Grimbergen y otro de Barbar tuvieron la culpa de lo que soy hoy día dentro del mundo posavasero, o tegestólogo, hablando con propiedad, dentro de España..., que no es otra cosa que un coleccionista más, no seré yo el que me heche flores. Puedo recordar cuáles fueron los primeros posavasos que compré en una conocida página de subastas. En concreto de la República Checa. Cuál fue mi primer intercambio de posavasos. Cuál fue el primer país "exótico" que conseguí: unos rusos los cuales hace 15 años no eran nada conocidos y hoy día salen posavasos de auel país 'a patadas' y apenas ya tienen valor. Cuál fue mi primer posavasos africano: uno de la cerveza Zambezi, de Zimbabwe. Ufff..., qué recuerdos... creo que me estoy haciendo mayor y cada recuerdo me sale una cana más o se me cae un pelo más de mi ya de por sí desplobada cabeza.

Uno de los dos primeros que conseguí
En estos 16 años coleccionando he coincidido con todo tipo de gente. Muchos de los cuales hoy dia aún mantengo como amigos coleccionistas con los cuales de vez en cuando hago quedadas, asistimos a los mismos encuentros, tomamos (como no) no pocas cervezas, compartimos habitación en diferentes 'meetings' por aquello de ahorrar gastos, incluso cama... cierta vez en Bruselas y algún que otro sitio. El vínculo con mucho de ellos aunque solamente nos veamos unas dos o tres veces al año (y en algunas ocasiones ninguna) ya es muy grande.

Alguien se puede preguntar: ¿Cómo se puede mantener un vínculo tan grande si ves a una persona una o ninguna vez al año?. Eso es pasión. Pero pasión en su afección de "Apetito o afición vehemente a algo". Ese algo no es otra cosa que la breweriana. El hecho de compartir una afición común y todo lo que conlleva.

Muchos apasionados y falta alguno que otro más

He de decir que esto mismo ha pasado dentro de lo que es el mundo de la cerveza. De probar nuevas cervezas, compartir impresiones, opiniones; por poco o nada que tengamos preparado el paladar para beber ciertas cervezas en determinados instantes, por lo poco idóneo que sea el momento para beber cierta cerveza y lo único que nos importe sea otro tick ya sea en Untapped, Ratebeer o simplemente por decir "Esa ya la he probado yo". En este campo también me he encontrado con muy buena gente y con los cuales he compartido buenos ratos. Pero vamos a lo que nos compete: coleccionismo.

Cuando empecé a coleccionar la primera vez que fui a un encuentro local en Madrid todo me parecía sensacional. Todo un mundo. Un montón de gente que compartía mi hasta ahora extraña afición que era el coleccionar posavasos de cerveza. Por aquel entonces yo coleccionaba todos los posavasos de cerveza. Cuando digo todos, son todos sin excepción. Esto es Alemania, Bélgica, Francia, Holanda, etc, paises que sacan cientos de posavasos diferentes al año. Muy pronto me di cuenta que tenía que priorizar en cuanto a países y me centré en España, Portugal y los exóticos (África, centro y Sudamérica, Asia, Islas del Pacífico y ciertos países europeos). Después de eso y desde no hace mucho estoy más centrado en España y en un segundo plano y sin olvidarme de ellos, los portugueses.

En todo este tiempo me he encontrado de todo y muchas veces pienso: "¿qué más me puedo encontrar?". No quiero decir con ello que todas me parecen mal sino que es una visión de cómo ha evolucionado esto del coleccionismo de posavasos. 

Me explico: al principio y en concreto en aquel primer encuentro local de Madrid un coleccionista que ya lo ha dejado, o mejor dicho, ha parado y su colección permanece en stand-by me dijo (palabras literales): "¿Eres nuevo?, ¿coleccionas posavasos?". "Toma coge de mi caja todos los que quieras, hace un par de meses estuve en un encuentro de Luxemburgo y me traje cientos". Yo que iba con mi humilde caja de posavasos nomalitos de los que se veían por cualquier cervecería de por aquí. me volví con mi caja intacta y como unos 100-200 para mi colección. Increible. A cambio de nada. Grande Javi Vaca.

Hoy es practicamente imposible encontrar eso, o al menos a ese nivel. Está claro que nadie da duros a pesetas; esto es, varias decenas de posavasos a cambio de nada. ¿¿Nadie??, ¿¿A ese nivel??, Quizás seamos unos pocos los que de vez en cuando damos varias decenas de posavasos por alguna novedad que se nos resiste o que simplemente la queremos conseguir para aumentar nuestra colección a cambio de una pila de posavasos que no vamos a sacar por otros medios. Este hecho se suele ver mucho en los intercambios en los meetings en el extranjero a los que he ido en no pocas ocasiones y en los que allí nadie se pregunta por qué tu has cogido cincuenta y la otra parte sólo te ha rebañado 30. Aunque siempre uno se encuentra de todo en esta viña del Señor... Pero tanto un motivo como otro son perfectamente lícitos.
Por otro lado antes recuerdo que si uno conseguía posavasos de cierto lugar ese posavasos lo distribuía a cambio de nada, o mejor dicho, a cambio de un "ya me recompensarán otro día". Ahora no. Ahora uno consigue un posavasos y se lo guarda no vayan a quitar la exclusiva. En el mejor de los casos se ofrece a los conocidos a cambio de otro posavasos y en el peor de los casos se reserva y se saca dentro de unos dos o tres meses: especulación posavasera. No cabe duda que el conseguir una novedad se ha convertido en toda una gymkana. Primero enterarse que existe tal novedad que ya de por sí es harto complicado. Afortunadamente ya somos muchos los que coleccionamos concretamente posavasos y es muy difícil de enterarse de una novedad que no haya salido en la zona de influencia propia. Una vez que se ha localizado dicha novedad contactar con el productor para ver si puede mandar uans cuantas copias. Si accede, uno ha triunfado. Si no, pues toca darse el viaje de turno o contactar con nuestros contactos cercanos para ver si se pueden pasar por dicho lugar y conseguir de momento una copia y por si acaso tres o cuatro más. Perfectamente lícito.

También hay que tener en cuenta quedan muy pocas personas con las que se mantiene ese intercambio de "siembra y triunfarás", o al menos ese es mi caso. O sea, uno da posavasos de su zona o de los que haya conseguido a cambio de nada a corto plazo pero que a medio o largo plazo seguro que cae alguna cosa. Siempre teniendo en cuenta que eso se hace o se suele hacer si uno ha conseguido suficientes copias de un modelo. Si hay otro modelo que goza de cierta "exclusividad" ya con ese otro coleccionista ese "siembra y triunfarás" se convierte en un intercambio uno a uno, como es normal y todo el mundo entiende. Perfectamente lícito.

Otro aspecto que me he encontrado últimamente es: uno se encuentra una novedad "por casualidad" (como ocurre las muchas de las veces) y a la hora de cambiarlo dice (palabras textuales): "No, es que el mío, aunque es novedad, es mejor y más difícil de conseguir que el tuyo". Perfectamente lícito también pero como decía un buen amigo mío: "Guerrileros somos y en las trincheras nos encontraremos".

Por último no quería cerrar esta entrada que estoy seguro que va a dar de hablar en toda clase de círculos, tanto abiertos como cerrados, sin nombrar aquellos posavasos que o son plagios, o son falsos, o inventos, o truños o fakes o como se les quiera llamar. Es un hecho que se viene dando desde hace cosa de un año y medio, al menos que se tenga constancia fehaciente; yo personalmente creo que desde hace mas tiempo. Consiste en ser un poco hábil en el manejo del Photo Paint, tener un cierto contacto con alguien de una imprenta, aunque también se puede hacer con una impresora casera e imprimir sobre cartulina, y usar de un buen canal de distribución al que acoplar los posavasos como si fueran originales y como no a cambio de otros que SÍ lo son y que formarán parte de la colección del artífice de estos hechos mientras que el que ha accedido al cambio ofreciendo posavasos buenos se queda con cara de estúpido pensando: "¿Qué he hecho yo para merecer esto?".

Todas estas formas que he comentado son las que me he podido encontrar a lo largo de los años cambiando, al menos las que más me han llamado la atención y sobre todo en los últimos tiempos. Está claro que se han cambiado los hábitos de cambiar posavasos. Pero de cambiar los hábitos con respecto al intercambio de posavasos al hecho de falsear algunos va un trecho. En el primer caso perfectamente lícito, en el otro no sé hasta qué punto el utilizar el logotipo de una empresa por parte de un tercero goza de algo de legal.

Quiero dejar constancia antes de todo que esta entrada ha surgido de una motivación interna que me corroe cada vez que me ha pasado, más a menudo en los últimos meses, y que dice muy poco no sólo del coleccionismo breweriano sino de la propia personalidad del españolito coleccionista de posavasos en particular que es lo que yo manejo. Dicho en claro: estoy harto que un coleccionista foráneo justo antes de terminar un intercambio me diga por activa y por pasiva si los posavasos que ofrezco son legales o no. Pero bueno supongo que va en la genética nuestra y puedo entender que unos ese gen lo tienen como dominante y otro como recesor.

martes, 8 de julio de 2014

Ranking de junio'14

Si mayo fue un mes en que que no bebí gran cosa pero por el contrario me dejó bastante buena impresión; este mes ni he bebido gran cosa y sólo unas pocas (poquísimas) me han terminado de gustar.
Dicho esto vamos a pasar a la, digamos..., la única sección que mantengo fija en el blog y que sin ella a saber qué sería del mismo: las mejores cervezas tomadas en junio.


Dieu du Ciel Péché Mortel - Imperial Stout (9.5% ABV)


Gracias a uno de mis intercambios que tuvo lugar en septiembre del año pasado (no sé cómo he aguantado tanto sin bebérmela y aún tengo la Dieu du Ciel Péché Mortel en Fût de Bourbon Américain pendiente...). Sin duda uno de los mejores intercambios que he podido realizar. Fue en persona debido a una visita que hizo Dany con su pareja pasando unos días por España.
Tiene un color negro intenso con espuma de color beige que se disipa muy rápido, en tres o cuatro minutos, no más. Aroma con notas a maltas asadas, muy intenso, al igual notas a regaliz y a grano de café. Sabor igualmente cafetoso, maltas tostadas, ciertos matices a ceniza, nada de alcohól en el trago a pesar de su alta graduación y es que todos los matices tapan de excelente manera las notas alcohólicas. El alcohol aparece sutilmente al final con un amargor no muy molesto y cierta sensación de sequedad en la boca.

Naparbier Napar Porter - Porter (6.4% ABV)

Foto de su propia web
De Naparbier creo que ya está todo dicho. Sus andanzas y buena impresión por allá por donde han pasado así lo corroboran. Copenhage, Bodegraven, y muchos otros festivales nacionales se han rendido a sus pies y gracias a ello y a otras muchas otras cosas más han logrado relacionarse con lo más granado de los elaboradores europeos: Toccalmatto, HaandBryggeriet, Lervig, Mikkeller, Nogne Ø, Alvinne.
Lo que más me sorprendió de esta cerveza fue al abrirla que emanó un agradable aroma a café que hacía preveer que me encontraba ante otra genialidad de estos navarros. Color negro con una densa espuma de color blanquecino de buena duración. Fuerte aroma a café, chocolate negro y ligeramente a regaliz. Sabor intenso a café, cacao con ligero amargor y levemente ciruelas negras pasas. Final seco dominado por el chocolate negro, ciertos matices a ceniza también están presentes. 




Sevebräu Ex 1 IPA Seve-Boris - IPA (7% ABV)

Bebida y disfrutada por primera vez en la Feria de Cervezas Artesanales que tuvo lugar el mes pasado en Madrid y de nuevo en casa más tranquilamente en casa es una cerveza que se hace querer. Para su elaboración se han unido José Severiano con más de diez años de experiencia elaborando cerveza como homebrewer y que hace poco se ha lanzado con su propia micro: Sevebräu; y Boris de Mesones, maestro cervecero por la VLB (Versuchs und Lehranstalt für Brauerei) en Berlin, juez de la Copa del Mundo y varios festivales europeos así como ganador de varias medallas con sus cervezas elaboradas en su propia micro sur-coreana Boris Brewery and Bar.
La cerveza tiene un color dorado, con ligera turbidez, espuma blanca, cremosa, de buena retención y bonito encaje. aroma con notas cítricas, muy frutal, ligeramente resinas. Sabor con buen amargor, muy refrescante, leves notas florales combinadas con las cítricas. Muy bien compensada. Final con buen amargor, bastante duradero y cierta cremosidad en el paladar. Muy fácil de beber. 



BrewDog / Lost Abbey Lost Dog - Imperial Porter (11.5% ABV)

Cuando se unen dos grandes productores como BrewDog y Lost Abbey el resultado no puede ser otro que una cerveza como Dios manda, de excelente calidad. Es por ello que esta fue una de mis elecciones para un día muy especial, un día en el que yo, iluso de mi, creía dar por finiquitado la temporada laboral más repleta de eventos. No estaba en lo cierto, aún quedaban y quedan más cosas pero me alegro porque así puedo dar opción a otro cervezón de este tipo.
La Lost Dog tiene un color marrón oscuro con espuma de color beige que se disipa muy rápido. Aroma a maltas tostadas, frutos rojos maduros: ciruelas más bien, notas a melaza y levemente nos muestrs su paso por barricas. Sabor ligeramente dulce, pero sin ser empalagoso, dominado por las notas melosas las cuales están por encima sobre el resto de matices: fruta madura, azúcar candé y notas maltosas. Final dulzón, muy frutal y con muy buena presencia de notas a barrica de ron las cuales no aparecen hasta el retrogusto. El alto contenido alcohólico se encuentra muy bien escondido entre las notas melosas.

Esto ha sido lo poco que ha dado de sí el mes pasado en cuento a cervezas. Como dije al principio muy pocas han merecido estar, o mejor dicho obtener una puntuación de unos 3.7 sobre 5.0, para poder optar a estar en el Ranking Mensual. Pero las que están son por meritos propios, no me cabe duda.

Un saludo a tod@s y buena cerveza.

domingo, 15 de junio de 2014

Crónica de la IV Feria de Cervezas Artesanas de Madrid

Con cierto retraso vamos a ver lo que dio de si desde mi punto de vista la IV Feria de cervezas Artesanas de Madrid que tuvo lugar el pasado 1 y 2 de junio en la ya habitual cervecería L'Europe situada en la calle Cardenal Cisneros, en plena "Zona 0 Cervecera" de Madrid.


El domingo a mediodía allí me encontraba como un fijo a eso de las 13:30; ya había ambiente, no en vano a primera hora me pude encontrar algunos blogueros que habían madrugado más que yo y que encontraban desde bastante más temprano probando las cervezas de los distintos elaboradores que tenían stand. Estos fueron los que asistieron a la feria:
  • La Quince
  • Moustache
  • Gruit
  • Vier
  • Zeta bier
  • Lluna
  • La Pirata
  • La Cibeles
  • Sevebrau
  • Brux Brewery
  • Keltius
  • Medina
Aparte también se estuvieron pinchando Timmermans, Troubadour, Dawat 18.41, etc.

Sin duda el panorama mucho mejor que por lo menos la pasada edición. Habían varias que ya tenía ganas de conocerlas personalmente: Sevebrau, La Quince; y otras que fue un placer volver a ver como es el caso de Arán al frente de La Pirata, Jesús de Medina, etc.

Nada más entrar en la cervecería y... Zas!!! De bruces con Enrique Solaesa y su mujer, el mismísimo presidente del Club de Coleccionismo Cervecero CELCE allí mismo. Los caminos del coleccionismo son inescrutables y allí estaban para ver si algún elaborador había traído algún posavasos que le sirviera para su increible colección. Como así fue a la postre, así es que con ese "input" no tuve otra opción que acercarme al stand de la Brux Brewery y probar las dos cervezas que estaban pinchadas en ese momento: una Bitter y una Stout. Muy correctas ambas, pero especialmente me gustó la Brux Akelarre una Bitter que se alejaba un tanto de la clásica inglesa enmarcada en este estilo, lo cual agradecí. El estilo Bitter no es de los que más me gusten. Ahora bien sólo he probado lo que nos llega a España en bote o en botella, me gustaría probar algo directamente del cask. En cuanto a la Brux Corvux, una Dry Stout, presentaba una alta presencia de maltas asadas, con intensas notas a café y chocolate negro, un tanto seca al final del trago.

En mitad del local estaban Lluna, unos productores levantinos a los cuales conocía desde el AMCA'12 y con los cuales tanto en aquel festival como en esta feria compartí gratas conversaciones sobre todo enfocadas a proyectos futuros y buscar otra forma de distribuir su cerveza, darla a conocer, etc. Sus cerveza están elaboradas íntegramente con materias primas biológicas. Allí me tomé una Lluna Happy Flower, mejorada con respecto a cuando la tomé por primera vez.

Me quedaba justo al lado La Pirata con Arán al frente el cual estaba charlando con Tibor Domenech quien me dio la noticia que justo el día anterior fue el último día de Animal. Me sorprendió muchísimo y me arrepentí mucho no haberme enterado ya que me hubiera gustado el estar la noche del día anterior pasando un buen rato en el local. rememorando los buenísimos momentos que ha pasado con muchos amigos tanto nacionales como foráneos. Era obligado beberse allí su fabulosa La Pirata Mayo 15:37, tan refrescante, frutal, cítrica y ligeramente ácida como siempre. Arán me comentó que por fin parece ser que va a tener fábrica propia y que se quedará únicamente con una gama de cervezas base: Suria, ViaKrucis, Tremenda, Black Storms and Black Block. La Mayo en concreto se la va a quedar Cervezas Son pero manteniendo el logotipo de La Pirata en la etiqueta debido al "buen rollo" entre los dos productores.

Junto a José Severiano
De allí a conocer a Sevebrau (José Severiano) con el que estuve charlando largo y tendido. No queda nada lejos ese primer encuentro que tuve hace dos años con Seve en la primera feria de Noblejas en donde me agradó especialmente una cerveza que llevaba de estilo Bitter. Ahora dos años después tocaba lo primero de todo darle la enhorabuana por la medalla de bronce conseguida hace unos meses en el Shangai International Beer Festival presentando una cerveza de estilo IPA en cooperación con Boris de Mesones. Me agradó la Seveboris, que así es como se llama la que ganó la medalla de bronce en el festival de Shangai, muy refrescante, cítrica, muy fácil de beber, para beberla en cantidades ya que no resulta nada cansina ni estridente. Además tuve oportunudad de probar la Sevebrau Gusti, una estilo Lager con una buena base maltosa y agradable amargor al final.

Disfrutando del lúpulo con J. Lliso
Y como se suele decir, otro salto de mata y al encontrarme a Gonzalo (Humulus Lupulus) se me entojó a esas horas de la tarde (creo) una Kince Lupulus de La Quince, a saber: Columbus, Nugget, Apollo, Simcoe, Pride, Galaxy, Chinook, Summit, Centennial, Summer, Motueka, Cascade, Experimental, Amarillo, Citra. Muy buena combinacón de lúpulos que proporcionan tanto aroma como amargor con todo sus alfa-ácidos. La cerveza no la encontré tan amarga como me esperaba, de hecho empezaban a relucir ciertos toques acaramelados. También tuve la ocasión de probar una Quince Llipa, con toques cítricos, buena amargor y leves matices a resinas.

Tenía una visita pendiente, al stand de Jesús de Medina y el momento que llegué fue ideal pues tenía pinchada su Medina Happy Lager con bastantes notas lupuladas, leves cítricas, con buena base maltosa y levemente final seco. Como segunda opción me quedaba la 9 Maltas Robust Porter, creo que ya se ha dicho todo de esta fantástica cerveza. Además Jesús nos dio a los allí presentes un nuevo experimento: una 9 Maltas Robust Porter con Chili. Eso un experimento, muy descompensada, y que se hacía, al menos para mi, muy difícil de beber por el picante que poseía, casualemente a partir del segundo trago.

Con Manuel de Zeta Beer
Para quitarme ese sabor tan picante que esta resultaba un tanto molesto, sin duda hay que ajustar las cantidades, qué mejor cerveza que una Pirata Black Block del barril que Arán tenía pinchado desde principio de la feria y que estaba temiendo que se acabara sin volver a probar este pedazo cervezón tan buen equilibrado. Sobran las palabras para la Black Block, cada vez que la tomo acabo encantado y con ganas de repetir una y otra vez.

Gracias a la recomendaciones de los blogueros que nos juntamos me decidí a probar una Zeta Helles, rubia, fácil de beber, notas a heno, buena base maltosa y muy ligeramente dulce. Muy buena cerveza que a la postre se convertiría en una de mis preferidas.

Únicamente me quedaba por probar la Quince Vanilla Black Velvet, una Imperial stout con cierttos toques dulzones en la que predominaba la vainilla sobremanera sobre otros matices, chocolate negro, que aparecían más sutiles en el retrogusto.

Esto es todo lo que dio de sí la jornada del domingo de IV Feria de la Cerveza Artesana de Madrid, sin duda, y como dije más arriba, mucho mejor que la última. Hay que seguir en la misma línea en esta feria que ya se ha convertido en un clásico con el fin de poder decir que en "la capital" tenemos una buena referencia festivalera cervecera.

domingo, 8 de junio de 2014

Ranking de mayo'14

Se me acumulan las entradas y por ello me veo en la necesidad de escribir aun sabiendo que va a ser a costa de pasar sueño y demás. Todo sea por no dejar muy atrasadas las entradas. De momento ahí va el ranking del mes pasado y unos días más adelante, sin demorarlo mucho, publicaré la breve crónica de lo que fue mi asistencia a la Feria de Cerezas Artesanas en Madrid, aparte una entrada a ciertos bares cerveceros que no quiero dejar pasar, etc. Vamos a ello:

Mayo se ha caracterizado por ser un mes en el que he bebido poco pero a la vez bueno siendo muy selectivo a la hora de escoger las cervezas unas veces y en otros casos compartiendo también muy buenas cervezas. Casualmente la gran mayoría de ellas fueron probadas durante el fin de semana de principios de mayo donde fuímos a Asturias. Estas fueron las mejores en diferentes estilos:

HaandBryggeriet Humlekanon - Indian Pale Ale

De nuevo Haandbryggeriet en un ranking de estos no pilla por sorpresa y es que cerveza que pruebo de esta gente cerveza que lo borda. Esta cerveza fue tomada en Cimmeria, uno de los santuarios cerveceros ovetenses al cual recomiendo visitar si se pasa por allí cerca. 
La cerveza hace honor a su nombre: cañón de lúpulo. Tiene un color anaranjado embaucador, con una ligera turbidez, espuma de burbuja fina de color blanquecino con muy buena duración. En nariz notamos una fuerte presencia de lúpulo, muy fresco, frutas tropicales están muy presentes, mandarina, naranja y ciertas notas a carameladas. sabor con muy buen amargor, nada molesto ni muy seco, muy refrescante; caramelo presente unido a notas a pomelo, naranja y melocotón. Muy amarga al final del trago, pero sin extridencias; con muy buena duración en donde seguimos percibiendo las notas frutales.


Alvinne Morpheus Wild - Sour Ale

Alvinne de nuevo por estos rankings, como en el caso anterior y los venideros de este mes tampoco es raro. La Picobrouwerij Alvinne no deja a nadie indiferentes, unos porque dicen que hay que tener cuidado con la chapa a la hora de abrir ya que te puede saltar un ojo de la alta carbonatación que alguna cerveza posee originando geiseres y desperdiciando media botella (eh Yors?, se me olvida algo?); y otros los que amamos y apreciamosel buen hacer y el cuidado que ponen en cada una de sus cervezas con esa levadura propia característica. 
Tiene un color marrón oscuro con una espuma muy densa de color tostado con una buena retención. En nariz se notan matices a azúcar tostado, con una leve acidez y leves toques a madera. Ligeramente ácida, madera quemada y frutos rojos en una buena proporción manteniendo un amargor no muy fuerte que permanece en el retrogusto.

Revelation Cat Bombay Cat Black Double IPA - Black IPA

Revelation Black es una marca italiana que ha irrumpido en el mercado español con gran éxito por su parte, mucho mayor, en mi modesta opnión, que otras marcas que han pasado por aquí y que se marcharon de igual forma que aparecieron y que muy pocas se han llegado a quedar fijas en el mercado como Toccalmatto o Brewfist por citar alguna.
Tiene un color negro con una espuma blanquecina y no muy prolongada la duración de la misma. En cuanto al aroma tiene notas frescas a lúpulo, con leves matices a maltas asadas, regaliz y chocolate negro. Buen amargor en boca con buena duración, notas a granos de café y regaliz predominando todo el paladar. Muy bebible a la vez que refrescante con un amargor nada molesto.
  
Nøgne Ø Sunturnbrew - Smoked

En primer plano la Nøgne Sunturnbrew
Y ahora un triplete de quién si no..., pues Nøgne Ø. Los noruegos que cerveza que elaboran cerveza que viene bendecida y ungida por tratarse de una cerveza plena en todos sus sentidos. Eso al menos todas las que he probado yo de esta marca, trece en concreto; no pocas pero me gustaría probar más. No en vano Nøgne Ø es de mis preferidas, eso sí, por detrás de Struise y Cantillon: al César lo que es del César.
La Sunturnbrew tiene un color marrón con mínima y que rápido se disipa espuma blanca. En nariz se aprecian notas a carne ahumada, no muy intensas y ciertas trazas a malta asada. Sabor ligeramente dulce al principio dominado por las notas ahumadas y ciertas trazas a madera y levemente a ceniza. Una cerveza muy fácil de beber sin ser muy estridente. Lo dich, muy recomandable para una cerveza enmarcada dentro del un estilo el cual yo no le he terminado de coger el pulso.

Nøgne Ø Red Horizon 3. edition - Barley Wine

La segunda en la terna tenía que ser una edición limitada de los mismos noruegos que en el anterior caso. En este caso se trata de una cerveza fermantada con levadura de sake (la número 9) para conseguir una de las mejores Barley wine que he podido probar jamás, con sus 12.5% de ABV tan bien integrados a sus notas acarameladas. Esta cerveza fue compartida con David de Cimmeria (Oviedo) junto con la siguiente como colofón a un fin de semana que pudimos disfrutar en Asturias a principios de mes pasado.
Color cobrizo oscuro con espuma blanquecina que se disipa muy rápido. aroma con intensas notas a frutos secos, toffee, azúcar tostado y almendras garrapiñadas. Sabor ligeramente dulce con notas licorosas, cierta sensaión de empalagosidad en el paladar con ciertas trazas a especias y fruta madura. Una cerveza para disfrutar tranquilamente en medio de una buena conversación.


Nøgne Ø Red Horizon 2. edition - American Strong Ale

Y por fin para completar el tridente de Nøgne Ø otra edición limiada de le serie Red Horizon, en este caso la segunda edición (serie Red Horizon con tres ediciones) consistente en una American Strong Ale elaborada con la famosa (¿?) levadura de sake número 7 procedente del Sake Masumi  de la Miyasaka Shuzo Co. en Nagano. Los maestros elaboradores de sake recomendaron fermentar esta cerveza a bajas temperaturas para sacar a la levadura todo su carácter frutal. al igual que la anterior esta también fue compartida con Davis de Cimmeria.
De color cobrizo también se caracteriza por tener minima espuma blanquecina que rápido se disipa. Aroma a maltas tostadas, ciertos toques a melaza, caramelo y vino blanco dulce. Sabor con leve dulzor inicial a la vez que leves notas con cierta acidez y azúcar tostado, leve toque alcohólico muy bien escondido por un moderado amargor y notas a caramelo. Ligeramente dulce al final, no empalagoso que se torna a cierto amargor en el retrogusto. Muy curiosa esta cerveza.

Brøckhouse Epic Stout - Imperial Stout
Esta cerveza ya fue sobradamente comentada y valorada en la entrada que escribí con ocasión del #5FFdA. LInk: #5FFdA.

Dieu du Ciel Aphrodisiaque - Stout

Para terminar dejamos las cerveza nórdicas que este mes han copado los primeros puestos en todos los estilos valorados en este ramking para cruzar el charco e irnos al continente americano, pero no a los Estados Unidos como era de esperar sino a Canadá. De Dieu du Ciel probé precisamente ayer una Imperial stout que apunta a que debe estar y estará para el mes que viene en el Rankig de Junio, ya se verá si no surge de por medio otra IStout que la mejore.
En cuanto a la cerveza tiene un color marrón muy oscuro, casi megro con una espuma de color ligramente tostado de poca duración. En nariz se aprecian notas a granos de café, chocolate negro, coco y vainilla. Sabor ligeramente amargo prodominando las notas a café, coco y ciertos toques a cenizaque le confiere una sequedad bastante pronunciada. El final sigue siendo seco en el paladar con una fuerte presencia de alcohol y café.


Esto ha sido todo en cuanto a las mejores cervezas que tuve oportunidad de probar durante el mes pasado, espero seguir incrementando la lista de tro de unos veinte días.

Un saludo a tod@s.

domingo, 1 de junio de 2014

Crónica del #5FFdA

Lo que parecía ser una idea patillera de nuestro amigo Joan Birraire después de levantarse de una siesta se ha convertido en todo un clásico que celebra dos veces al año en el que nos insta a toda la blogosfera cervecera a desempolvar ciertas cervezas que si no fuera por este motivo dificilmente hay otro para descorchar o descapsular botellas que las tenemos olvidadas en nuestro Fondo de Armario.

La convocatoria de esta edición fue hace más o menos un par de semanas, tal y como publicó en su blog y muy pronto la gente se empezó a apuntar a este ciber-evento. Personalmente tenía muchas ganas que se celebrara aunque bien es cierto que el ajetreo laboral de los últimos tiempos en el que estoy inmerso casi me había olvidado del mismo.

Soy muy fiel a las propuestas y la única premisa que puso Joan en la convocatoria era: "Requisitos para el post individual: No hay. Se recomienda, no obstante, haberse tomado alguna cerveza FdA (Fondo de Armario)". Las cervezas que quiero presentar para esta edición son:


Brøckhouse Epic Stout - Imperial Stout (10% ABV)

Primero las presentaciones. Conseguida gracias a un intercambio, quizás hace un año. Por ello la espera en ese Fondo de Armario digamos que no ha sido mucha. Pues no. Craso error. He de puntualizar que la danesa Brøckhouse Brewery cerró en el 2009. así es que echando una cuenta rápida mínimo tiene cinco años. Eso teniendo en cuenta que el que la comprara (no sé si Alex, el que me la proporcionó) no lo hubiera hecho un tiempo antes de cerrar la micro. Así pues ha pasado y conocido al menos dos Fondos de Armarios como mínimo.

Surfeando la net nos encontramos con la siguiente información de esta micro
"Micro danesa localizada en Hillerød fundada en 1995 por Allan Poulsen que alcanzó los 500.000 al año. Especializada en elaborar cervezas de basadas en la historia danesa. Presentó dificultades económicas durate las crisis financiera del 2007-2010. Cerró en febrero de 2009."

La cerveza cuando la destapé me la encontré en una condiciones magníficas. El tapón mecánico que tiene la botella hizo bien su trabajo. Muy densa a la hora de vertirla en la copa, de un color marrón muy oscuro, casi negro con espuma de color beige claro de duración breve. Aroma con notas a toffee, maltas tostadas, azúcar tostado y leves notas asadas. Sabor ligeramete dulce, no muy empelagoso a pesar de la fuerte presencia que se nota a caramelo, muy maltosa con buena proporción de chocolate y melaza. Sutiles notes dulces al final con ligeras notas amargas también resultanto un buen equilibrio entre unas y otras. Muy densa y cremosa en el paladar la hace muy fácil de beber en los que los diez grados de alcohol están perfectamente escondidos entre las notas dulces a caramelo resultando ser una cerveza nada estridente y la cual recomiendo a cualquiera (si tuviera la oportunidad de encontrarla) si quiere probar una IStout que se sale de las notas a café y regaliz muy propias de este estilo.

*     *     *     *     *

La segunda cerveza que quería presentar para esta quinta edición del FFdA tenía que reunir una serie de premisas y condiciones que voy a enumerar:

1.- Tendría que ser de un estilo diferente al que me tomé en la primera cerveza presentada para este FFdA. Esto es, no tendría que ser una IStout.
2.- Tendría que ser una cerveza que llevara conmigo al menos un año. Quizá no sea mucho un año para presentar una cerveza a un FFdA (y máxime teniendo en cuenta la Brøckhouse...) pero muchas veces peco de no dejar cerveza envejecer para ciertas ocasiones.
3.- Tendría que ser una cerveza que envejeciera bien para no llevarme sorpresas ingratas a la hora de abrir. Descartado pues todo tipo de IPAs, Hefeweizen, Lagers y Pilseners,... El hecho de abrir el viernes-noche una IStout llegado el sábado noche tenía poco margen en cuanto a estilos de escoger una cerveza que hubiera envejecido bien sin ser una IStout.

Sin margen de movimiento cuando me acerqué a las cajas en donde tengo todas las cervezas sólo tuve ojos por una: la BrewDog Abstrakt AB:11. Ahí estamos:

*     *     *     *     *

BrewDog Abstrakt AB:11 - Barley Wine (12.8% ABV)

Cumplía las tres premisas: no es una IStout, sino una Barley Wine; llevaba conmigo un año y medio y dado el estilo y otras barley wine de la misma cervecera estaba seguro que no me iba a defraudar.

Tal y como se dice en su web:
- Las Abstrakt son un nuevo concepto de cerveza el cual sólo se elabora una vez
- Sólo se lanza un pequeño lote de cervezas al año
- Abstrakt se basa más en el arte que en la cerveza
- Las Abstrakt son embotellada con un número único que indica el número de botella y son conocidas únicamente por su codigo el cual indica el año de lanzamiento.

La AB:11 tiene un color marrón muy oscuro, sin espuma ni carbonatación. En nariz son perceptibles en buena medida una alta presencia de frutos rojos, melaza, azúcar tostado, buena proporción de malta, toffee y caramelo. Sabor muy parecido que en el aroma el cual nos da un buen adelanto de lo que esta cerveza va a ser en boca: prevalecen las notas a melaza, frutos rojos maduros, levísimas notas a madera, trazas melosas y a wino tinto dulce también son perceptibles. El final es medianamnete dulce pero sin llegar a ser empalagoso del cual nos vamos a cansar mucho antes. se nota una buena presencia de alcohol el cual está muy bien integrado por las notas a caramelo y maltas tostadas. Muy cremosa, suave y densa en el paladar. Ojo con dejarla calentar en demasía, la presencia de alcohol se hace notar mucho más y resulta un poco "durilla" para beber.

*     *     *     *     *

Esto es todo lo que ha dado de sí el FFdA, lo doy por concluído a las 03:00 de la mañana del domingo. Hay que reservarse para la Feria de Cervezas Artesanas de L'Europe en Madrid que comenzará en unas horas.

Un saludo a todos y buena cerveza

sábado, 17 de mayo de 2014

Me traigo mi cerveza de EEUU a...: España

Estamos más que acostumbrados a dejarnos caer a nuestras tiendas de cervezas favoritas semanalmente, mensualmente o como es mi caso desde hace mucho más tiempo -si me lee Ernesto y David que sepan que algún día iré a por esas cervezas que me guardan en su bodega- y ver en dichas tiendas botellas de micros americanas que hace un tiempo no muy lejano era impensable encontrar por ningún rincón de la geografía española.

Hoy todo el mundo que tenga esta afición que nos une conoce nombres como Lagunitas, Hill Farmstead, Stone, Port Brewing, Rogue o Three Floyds. Incluso habrá alguno que se sepa 'de corrido' diez nombres de cervezas de alguna de ellas sin el apoyo de mirar a ningún lado o surfear la web por un momento.

Estas cervezas han llegado a España gracias en gran parte al auge que hay en estos meses con la cultura cervecera. No creo que sea para decir "Beer killed the wine star" haciendo un guiño a la canción de Buggles pero ahí estamos y ahí seguimos. Los que leemos diferentes blogs constantemente vemos entradas tales como "Feria de la cerveza artesanal en...", "Festival cervecero de...". Evidentemente algo está cambiando desde hace tiempo.

El modo de que esas cervezas llegan aquí puede ser muy variado. Desde distribuidores de cervezas centrados en Estados Unidos y su área de influencia, a alguien que hace un viaje allí y lo mismo que a ciertas personas les da por volver con dos maletas llenas de ropa marca Abercrombie a otros les da por volver con una caja de cervezas de cualquier micro que se precie, supervaloradas y que cuando llegan a la Península y las vemos parece que estamos ante el mismísimo El Dorado. Estas botellas que llegan a través de un distribuidor o alguien personalmente son las que irían destinadas al público cervecero, las que vemos en la tienda cervecera de nuestra zona y que afortunadamente llegan más bien frescas ya que el tiempo de traslado en la mayoría de las veces es mínimo.

Pero luego también hay cerveza llamada industrial destinada a un público más generalizado y concretamente estadounidense. A aquellas personas o funcionarios que por lo que sea están trabajando en España. Personal de Embajadas, Ministerio de Exteriores (Foreign Affairs), Departamento de Defensa (DoD), o empresas estatales, etc.

Para esto ya no les queda tanto...
Por propia experiencia que tengo en estos temas, me he fijado que los estadounidenses se llevan allá donde están desde el agua para beber, hasta los aires acondicionados. No es la primera vez que veo cómo unas carretillas elevadoras se apelotonan alrededor de un avión recién aterrizado con el fin de descargar todo la carga que ese avión se trae de los EEUU. Toda la logística se la traen de allí.

Pero, ¿Qué cerveza se traen para beberla aquí?. La cerveza llega en avión, su base de descarga pudiera ser la Base Aero Naval de Rota o la Base Aérea de Morón y desde ahí es distribuida a las tiendas donde compran los norteamericanos sus productos del día a día, los llamados NAS en donde uno se puede encontrar desde aparatos electrónicos de la última tecnología a pantalones vaqueros de conocidas marcas norteamericanas a precios irrisorios en comparación a una tienda normal fuera de la Base Aérea.

Estando trabajando en la Base Aérea de Morón pude constatar en uno de los bares norteamericanos dentro de la propia Base sólo un par de ofertas traídas de los EEUU: la Miller y la Michelob. Dos cervezas bandera de los dos grandes grupos norteamericanos: MillerCoors y Anheuser Busch respectivamente.

No hace mucho un compañero de trabajo que actualmente tiene más trato con gente extranjera que yo me comentó que me había traído un six-pack de cerveza y una más. Teniendo en cuenta la vez anterior no me podía esperar gran cosa... Craso error. No cabe duda que también algo está cambiando. A las fotos me remito:



Jamás me podría esperar una Goose Island Bourbon County o una Great Divide Yeti o una Founders Breakfast pero me llevé una grata sorpresa alguna especialidad de la "micro más macro" de los EEUU como puede ser la Sam Adams Winter Lager, la Leinenkugels Snowdrift Vanilla Porter o la Belgian White de Blue Moon. Mención aparte la Mickeys que está realmente mala.

Si bien no son cervezas muy buenas si se tienen en cuenta diversas páginas por internet no cabe duda que el público estadounidense general, el que no es amante de la cerveza, quiere algo más. Una cerveza que no sólo le sirva para quitarle la sed en un momento dado ni que sea muy refrescante, ni muy ligera. Busca una cerveza que le sirva de seña de identidad, esa ya la tienen al consumir su propia cerveza en un país a miles de kilómetros de distancia; y a la vez una cerveza distinta a la que pueda encontrar en grandes superficies del ámbito nacional.

domingo, 11 de mayo de 2014

Ranking de abril'14

Podría dedicar una entrada entera a explicar por qué no me da tiempo de escribir unas cuantas líneas haciendo referencia a la cerveza cada semana pero como no quiero amargar a nadie y prefiero quedarme yo con mis penas y mis lamentos vamos a ver si en poco rato escribo algo sobre la única sección fija del blog: el ranking mensual; ya que las otras -secciones- las tengo un poco paradas.


Fanø Imperial X-mas Porter (Kunstner Øl No. 1) - Imperial Porter

Conseguida gracias al último intercambio que tuve con Plovmand, de Dinamarca y que según leo en la base de datos de Ratebeer ya no se elabora, lo cual es de agradecer obtener gracias a un cambio una cerveza que va a ser muy difícil de poder probar de otra forma.
De color negro intenso con espuma tostada de buena duración y medio encaje. En el aroma encontramos notas a granos de café, regaliz, chocolate y maltas asadas todo muy bien integrado y sin estridencias. Sabor muy similar con cierto amargor y leves notas a ceniza. Final con leve amargor, café y con sensación de sequedad en la boca unido a notas densas y sedosas.


Stronzo Swagger Juze - Specialty Grain

Al igual que la anterior gracias a Plovmand y procedente de Stronzo de la cual lo poquito que he probado de ellos me ha gustado sobremanera.
Color negro con una densa, sedosa y abundante espuma de color ligeramente tostado con buan duración y leve encaje. Aroma con notas intensas a maltas asadas, por no decir requemadas, regaliz y levemente a café. Todo lo que se queda corto el café en nariz sale a relucir al llevar la cerveza a la boca. Notas muy intensas a café, como si nos tomáramos una taza muy cargada y sin azúcar. Notas a madera, maltas asadas y regaliz también están presentes pero enmascaradas por el café como ya comento. Sequedad al final del trago y con sensación de cierta aspereza.



Pipeworks Reaper vs Unicorn - Barley Wine

La primera cerveza de estos americanos que espero que no sea la última. A decir verdad la botella la compré porque su etiqueta me impactó. El nombre más aún: La Muerte contra el Unicornio. No me basé en el estilo pues lo desconocía en absoluto y cuando a posteriori lei que era una Barley Wine sólo faltaba ponerle fecha para consumirla pues tenía los días contados.
Color marrón con abundante y cremosa espuma blanquecina con una muy buena duración y bonito encaje. Aroma con intensas notas a caramelo, melaza, frutos rojos maduros. Sabor dulce con una gran presencia a azúcar caramelizado, muy maltosa y con leves trazas a centeno, toffee; los matices dulces del principio se tornan ligramente más amargos conforme la cerveza vamos 'paseándola' por la boca. Muy cremosa y sedosa en el paladar con un final ligeramente alcohólico. Una cerveza hecha para disfrutar con cada trago de ella tranquilamente.


Midtfyns Imperial Stout 0997 Lakrids og Fennikel - Imperial Stout

Esta IStout la conseguí junto a otras tres en el Primer Amigo Invisible que tuvo lugar a nivel europeo las pasadas navidades como ya expliqué en esta entrada. Una idea la cual un día me gustaría llevarla a cabo aquí en España. Ya había probado la Midtfyns Imperial Stout 0998 Chili la cual alcanzó una muy buena nota y podríais haber leído la nota de cata si no fuera por el parón bloguero que tuve en febrero. No obstante ya escribiré una entrada con las cuatro cervezas de la serie y además la IStout "base".
Negra con una abundante y cremosa espuma de color blanquecino con leve encaje. Aroma a maltas tostadas y en donde se encuentra cierto predominio de notas a a regaliz y a azúcar tostado muy bien conjuntadas con notas herbales. Sabor con leve dulzor, nada estridente, al principio junto a notas a maltas tostadas y asadas, ligeramente trazas cafetosas que se mantienen a posterior en el paladar y toques a hinojo en el retrogusto. Al tragar la cerveza tenemos una sensación cremosa y sedosa en el paladar lo cual hace muy bebible esta cerveza a pesar de sus 10.3% de ABV.



Le Trou du Diable Dulcis Succubus - Sour Ale

Comprada a la vez que la anteriormente descrita de Pipeworks y otra que me dejó impresionado por su etiqueta. No obstante he de decir que esta sí que sabía el estilo al que pertenecía, eso me animó aún más. No obstante no deja de ser una cerveza demasiado cara pero que fue disfrutada al máximo. Como se suele decir: la calidad se paga.
Anaranjado oscuro con espuma de color blanquecina de buena duración y dibujando bonitos encajes a medida que vamos bebiendo sorbos de esta magnífica cerveza. Aroma en el que predomina las notes a madera fresca, también presente el caramelo, media maltosidad y ciertas notas especiadas. Sabor ligeramente ácido con buena base maltosa, ligeramente matices cítricos y notas a tartárico, procedentes de la barrica en la que fue envejecida. Final ácido, pero nada estridente ni molesto con buena duración, levemente seca y toques a madera.


Fábrica Maravillas IIPA - IIPA
 
Otra cerveza de estos chicos multiculturales e internacionales que a cada creación le dan un toque característico y en las que se nota mucho frescor propio de la cerveza recién hecha.
Su doble IPA es de color anaranjado con espuma de grandes burbujas de color blanquecino pero con mele duración. Aroma con leves matices a resinas, muy frutal dominando el cítrico y melocotón a la vez de toques a caramelo. Sabor cítrico con una buena y alta presencia, ligeramente dulce proveniente de su elevada maltosidad y un final con una alta presencia de amargor con una muy buena duración y un agradable frescor propia, como ya he dicho más arriba, de haber estado elaborada recientemente.


Cantillon Cuvée des Champions - Lambic Gueuze

No podía faltar en el ranking mensual el toque ácido..., mejor dicho lámbico que ya he hablado de una Sour... Esta cerveza la pude probar en la primera visita, y única hasta ahora, que he podido realizar al nuevo Irreale. Un local mucho más acojedor y a la vez amplio que el anterior en el que cuenta con una extensa oferta de grifos y de botellas como es el caso que nos ocupa. Una cerveza que Jean Van Roy elaboró en el 2003-2004 para celebrar la obtención del título de ganador de la Tercera División del equipo de fútbol de St. Gilles y su posterior ascenso a Segunda División. Bendito título y bendito ascenso. Según la descripción comercial del fabricante no es una Lambic Gueuze al uso sino que ha sido "dry-hoppeada" en barrica durante tres semanas con lúpulos Styrian Golding.
De color amarillento pálido, ligeramente turbia con una espuma blanca de duración corta. Alta presencia de levadura en el aroma, los brettanomycces aquí campan a sus anchas y ciertos toques cítricos. Sabor bastante similar al aroma con unos leves toques a azúcar candé muy escondidos, bastante acidez que no resulta nada molesta ni fuera de lugar. Final ácido, a bretts y con cierta sensación de sequedad en el paladar.

Espero escribir más a menudo..., espero... 

Una reflexión: 3 cervezas de Dinamarca entre las mejores no es casualidad.
Y otra: ¡¡¡pero cuánto daño está haciendo el no tener en el trabajo la actualización de Windows 7!!!