lunes, 24 de agosto de 2015

Personajes...¿cerveceros?. Stepan Razin

Como sabéis colecciono posavasos de cerveza. Soy coleccionista desde hace más de 15 años. Tengo más de 11000 posavasos diferentes de 171 países diferentes. Tengo más de 2500 de nuestra tierra, alguno de ellos alcanzan la edad de 80 añosde antigüedad; quizás algunos de ellos se acerque a los 100 años aunque es complicado pues las fechas ya bailan.

Lo que al principio me atrajo de mi colección es la variedad de personajes que aparecían en muchos posavasos. Personajes conocidos, históricos, deportistas, etc. Todo tiene cabida en el diseño tan variado de los posavasos. Incluso hay marcas que adoptan a estos personajes como su símbolo y forman parte de su logotipo.

Voy a empezar una serie de entradas con cerveceras que han adoptado a un personaje como parte de su logotipo. La primera va a ser una conocidísima marca rusa ligado a un personaje histórico que ha servido como modelo a muchos de su país: Stepan Razin.

*     *     *     *     * 

El nombre completo es Stepan Timoféyevich Razin. Nacido en 1630 en lugar desconocido aunque sus padres vivieron en Usman Sobakina, a 8 Km de la ciudad de Voronezh. Las primeras referencias que se tienen de Stepan son en 1661 cuando es enviado en una misión diplomática de los cosacos del Don ante los tártaros kalmukios(1). Seis años más tarde y después de su paso por el monasterio de Solovetsky reaparece como líder de una banda de ladrones en la zona de Panshinkoye, donde impone un peaje a todas las embarcaciones que navegaban por el Volga.

Las largas guerras con Polonia y Suecia, 13 y 4 años respectivamente, imponen duras cargas económicas al pueblo ruso; esto hace que muchos campesinos se unieran a los cosacos de Razin. Su primera hazaña reseñable fue la de asaltar y destruir la "Gran Caravana del Río" formada por lanchas pertenecientes al Zar, al Patriarca y a ricos burgueses de Moscú. Posteriormente navegó Volga abajo con una flota de treinta y cinco galeras capturando las fortalezas más importantes y devastando parte del país.

Stepan Razin en el Mar Caspio.
Vasili Surikov, 1906
En 1668 derrotó al voivoda(2) Yakov Bezobrazov. Tras esta victoria emprendió una expedición de saqueo durante 18 meses por las provincias del norte de Persia. Asoló las costas desde Derbent a Bakú y masacró a los habitantes del emporio Rasht. A principios de 1669 se estableció en la isla de Suina desde donde aniquiló una flota persa enviada contra él. A mediados de ese mismo año aceptó una oferta de perdón del Zar Alexis I. De poco sirvió ya que más tarde proclamó la República Cosaca y se sublevó contra el Zar establecido en Moscú formando un ejército de cosacos con el fin de combatir a los boyardos(3) y la aristocracia. En Astrakán proclamó la abolición de la esclavitud, el principio de igualdad y el fin de los privilegios. Organizó un ejército popular tomando ciudades importantes y envió mensajeros por todo el territorio con la promesa de establecer una "igualdad total" entre todas las capas de la población.

Rebeldes de Razin en Astrakan.
Grabado alemán de 1681
En 1670 con las tropas de los boyardos más fuertes y una mala organización de las suyas sufrió una importante derrota en Simbirsk. Razin huyó hacia el sur con los pocos supervivientes. Un año más tarde la revuelta se extendió por toda la parte meridional de Rusia pero la progresiva desorganización de los cosacos impidió sacar provecho de sus escasos triunfos.

Esas derrotas hicieron que Razin se sintiera resentido y sus propios fortines se aliaron para negarle a abrir sus puertaas por temos a las represalias boyardas. Las tropas mandadas por el Zar con el fin de acabar con la represalia mutilaban los cuerpos de los capturados para evitar más insurrecciones. Razin fue capturado junto a su hermano Frol Razin en Kaganlyk y llevado a Moscú. Después de sufrir torturas y aún estando vivo fue descuartizado en la Plaza Roja. El sueño de Razin de dar más independencia a los cosacos y que el Zar se preocupara más por las necesidades de su pueblo en vez de sus burgueses había acabado.

*     *     *     *     *

Hasta aquí la historia de este importante personaje de la historia rusa. Vamos a ver qué posavasos podemos encontrar de la cervecera de San Petersburgo que por supuesto lleva su nombre.

Los diseños de la marca han cambiado en el transcurso de los años. Los más antiguos diseños que tengo en mi colección no incorpora imagen alguna; sí en cambio una embarcación típica rusa, un koch, quizás haciendo referencia a las incursiones de Razín por el Volga. Dudo mucho que los modelos anteriores a este posavasos puedan tener alguna imagen de Stepan y me imagino que estarán basados en un diseño mucho más sobrio con un pequeño texto sobre cartón en vez de sobre cartulina que es el diseño que muestro.

No es hasta finales de los 90 cuando se incorpora la imagen de Stepan Razin ataviado con su típica casaca roja. El posavasos de este tipo forma parte de un set de tres, al menos los que yo tengo en mi colección... Posteriormente en el año 2000 se sacaron similares diseños haciendo mención a los 205 años de historia de la cervecera. En los mismos aparecen las fechas de 1795, año de fundacion de la cervecera; y el 2000, en el que se editan los posavasos. En todos ellos aparece dibujado lo que parece ser una gran plaza, quizás de San Petersburgo.

A mediados de la década del 2000 en los diseños de los posavasos vuelve a desaparecer la imagen de Stepan Razin, yéndose a una versión y diseño más modernos. Aparte de desaparecer la imagen de Razin cambia el logotipo de la cervecera aunque sigue manteniendo la fecha de su fundación, 1795. Los diseños posteriores están basados en un diseño más moderno y actual en el que la imagen de Stepan Razin aparece en un segundo plano más pequeña.

Esto ha sido todo de esta cervecera que utiliza la imagen de un conocidísimo personaje histórico ruso. Prometo seguir con algunos más que ya tengo en mente y ser más constante en esta sección que en otras.


(1)Tártaros Kalmukios: pueblo de origen mongol que emigraron desde Asia Central hasta Europa Oriental, estableciéndose finalmente en la llanura al noroeste del Mar Caspio. 
(2)Voivoda: término que designaba a un Gobernador de una provincia o a un Comandante de una fuerza militar.
(3)Boyardo: noble terrateniente 

Fte.: 1911 Encyclopedia Britannica (Texto)
        Wikipedia (Fotos) 

sábado, 25 de julio de 2015

De cervezas por París.

No sé si habéis estado pendientes de las entradas que he hecho en el transcurso de cinco meses con respecto a mi viaje a París. Un viaje a París que no ha sido al uso. Motivos labolares me llevaron a esa inmensa ciudad que tiene tanto, y a la vez desconocido, que ofrecer en el panorama cervecero. Pude estar en ella desde el 10 al 20 de marzo y desde el 14 de junio al 10 de julio. Casi un mes y medio en total en el que disfruté al máximo, conocí muy bien la ciudad y tuve oportunidad de beber muchísimas cervezas francesas que me adentraron por completo en el panorama microcervecero, no sólo de París sino de varias regiones francesas.

Voy a hacer un resumen de los locales, bares, tiendas, etc, que visité. Unas a las que dediqué su entrada correspondiente y otras que si bien también es interesante nombrarlas a mi en particular me aportaron bastante menos que las otras.

Cervecerías:
  • Brewberry Bar. Publicada el 21 de marzo de 2015. No el sitio ideal para probar micros francesas pero hay gran calidad. Prodominancia de danesas: To Ol, Mikkeller,... Preparad la cartera.
  • Express de Lyon. Publicada el 6 de abril de 2015. Un buen sitio en el que te ofrecen buenas referencias parisinas. Muy recomendabla la comida.
  • Le Trois 8. Publicada el 28 de abril de 2015. A disfrutar de sus grifos y de sus micros francesas que copan todos ellos. Un poco destroy pero muy bien.
  • La Fine Mousse. Publicada el 11 de mayo de 2015. El mejor en mi opinión. No hay que irse de París sin visitarle. Muchas micros francesas y algunas delicatessen extranjeras

Tiendas:
  • Brewberry Cave. Publicada el 21 de marzo de 2015. Si buscas cervezas especiales y alguna edición limitada este es el sitio correcto.
  • La Cave à Bulles. Publicada el 5 de julio de 2015. Gran variedad de botellas de micros francesas. Difícil salir de allí sin una caja llena de cervezas (a mi me pasó dos veces...).
  • Bierissime. Publicada el 5 de julio de 2015. Buena gama de botellas de micros parisinas a buen precio.
  • Bootlegger. Publicada el 13 de julio de 2015. Las cervezas belgas no te podrán dejar ver alguna micro interesnte francesa, busca y encontrarás buenas referencias.
  • Chop'in. Publicada el 13 de julio de 2015. La más flojita de las que visité pero no menos interesante con buenas micros francesas que no están en el resto.
  • La Moustache Blanche. Publicada el 13 de julio de 2015. Al mismo nivel que La Cave à Bulles. Todo un local más que recomendable para visitar.
Brewpubs:
  • The Frog & Princess. Publicada el 29 de junio de 2015. Destacable por la comida, la cerveza no está mal.
  • O'Neil Brasserie. Publicada el 10 de julio de 2015. Si hay otras opciones se puede obviar.Si eres un beerhunter en busca de ticks pide el tasting y cumples.
  • Le Triangle. Publicada el 20 de julio de 2015. Muy pero que muy recomendable, ya sea por sus propias producciones como las ajenas pichadas en barril.

Aparte de todos ellos no me gustaría olvidarme de algunos locales que no he hecho entrada pero que si uno se aloja por la zona no está de más visitarlos:

Cervecerías:
  • Falstaff. Una buena gama de cerveza belga en la zona de Montparnasse. Precio alto.
  • Le Bouillon Belge. Todo cerveza belga en la zona de Nation. Precios muy asequibles para ser París.
Tiendas:
  • En cualquier "badulaque" parisino es fácil encontrarse con cervezas de Camerún, India, Polinesia Francesa, Isla Reunión, Martinica, Vietnam, Líbano,...
  • J'aime la Biere ¿?. Abrían la tienda una semana después de yo volver a Madrid. Lo poco que vi desde la calle tenía bastante variedad de micros francesas. En la rue Vaugirard casi llegando al Blv. de Montparnasse a mano izquierda.


Código de colores

Blanco: sitios turísticos para facilitar su localización
Verde: Tiendas de cerveza
Amarillo: cervecerías
Azul: Brewpubs


Sé de alguno más. En este link podéis ver alguno que no pude visitar más que nada porque no me cuadró. 

Por otro lado no quisiera dejar de nombrar unos cuantos elaboradores/cervezas que me agradaron bastante. Fueron muchas de muy variados fabricantes. Aunque se de antemano que sobre gustos no hay nada escrito por lo menos también pueden servir de referencia. Sin nombrar a las ya conocidas Saint Germain y Mont Saleve, también se debería tener en cuenta a La Débauche, Parisis, Corrézienne, Les Brasseurs de Grand Paris, La Belle, Outland, Deck & Donohue, Get Radical, Sainte Crucienne, Distrikt Beer, Coco Nino, Garrigues... por citar algunos.

Espero que esta y el resto de entradas anteriormente publicadas os sean de utilidad y sirvan como una guía práctica de lo que uno se puede encontrar en la capital francesa y lo que nos ofrece cada sitio. Por mi parte con esta me despido de mi periplo por la capital francesa hasta que cuadre una próxima visita por trabajo, por placer o por lo que surja.

lunes, 20 de julio de 2015

Brewpubs de París #3. Le Triangle.

Con esta entrada doy por finalizada la sección de Brewpubs de París en particular y en general con las entradas de París, sólo queda una resumen. Quiero hacerlo de la mejor forma posible, con un buen sabor de boca. Esta fue otra de las sorpresas, que como no puede ser de otra manera, fue muy grata. Le Triangle está en una zona poco transitada en comparación con otros locales cerveceros que tiene la ciudad de París. Está situado muy cerca de la Place de la République, en la mitad norte de la ciudad, en el 13 rue Jacques Louvel Tessier. Es de muy fácil localización si se va en el Metro e ideal para pasar un buen rato dentro. El nombre de Le Triangle viene porque tres son los socios propietarios del local, una pareja que se encarga de la barra y servir a las mesas y un cocinero.


El día que fui era sábado a mediodía y el local estaba muy tranquilo. Tan sólo habían dos parejas de británicos charlando en una mesa al lado de donde yo me senté. Estaban bebiendo una cerveza que no pude situar de entre la carta que tenían aquel día. Con respecto al local era de tamaño medio, con la barra al lado derecho conforme se entra, mesas al lado izquierdo y al fondo, junto a la cocina. Decoración un tanto moderna y sobria. 


La carta de comida era más bien amplia con cocina típica francesa. En cuanto a la cerveza esto es lo que tenían en los ocho grifos: Koutský 10° Světlé Výčepní, Rodenbach Grand Cru, Siren / Boneyard Dippy & The Equinox, Saison Dupont Cuvée Dry Hopping, Beavertown Black Betty, Beavertown Bloody ’Ell, Le Triangle Nelson Sour y Dieu du Ciel L’Herbe à Détourne.


Como se puede comprobar una buenísima selección de cervezas. De la más variado. Desde una pilsen checa a una triple belga canadiense pasando por una IPA, una IIPA, una Black IPA, una Saison y dos sour. Aquel día mis fuerzas se concentraron en tres cervezas.
Le Triangle Nelson Sour
La primera la Bloody 'Ell de Beavertown para refrescar la garganta después del paseo en metro hasta llegar al local. Muy refrescante con intensas notas cítricas la cual cumplió su cometido. La segunda fue la cerveza del local; la única que tenían pinchada de producción propia y es que según palabras de una de sus dueñas la producción es tan mínima que sólo se pueden permitir tener pinchada una de cada vez. Esta era en efecto la cerveza que estaban bebiendo y disfrutando la pareja de británicos. Le Triangle Nelson Sour es una cerveza de color pajizo con buena formación de espuma, muy cremosa, de duración media. En nariz se notan matices muy pronunciados a cítricos a la vez de avinagrados y toques a manzana verde. Las notas agrias se mantienen en boca con leves toques a levadura, muy cítrica, algo de trigo y notas pronunciadas a vino blanco amontillado. Todo ello en el retrogusto se hace más intenso, llenando más la boca. Muy buena y altamante recomendable. Muy curioso que haya un local que se decante por este estilo de cervezas. No en vano trenían fermentando otros dos sour. Según las palabras del propio maestro cervecero "hemos optado por este estilo de cervezas para ofrecer algo distinto de cara al público". Sin duda que se agradece el esfuerzo.

La tercera cerveza no la podía dejar pasar y dejé de lado mi lado de 'beerhunter' para centrarme en tomar una Rodenbach Grand Cru on tap en pleno París. Habían más cervezas en la carta que no había probado pero la Rodenbach me parecía más que ideal para terminar con la mini sesión cervecera de aquel sábado por la mañana a la hora del aperitivo.

Dirección: 13 rue Jacques Louvel Tessier
Horario: de martes a viernes de 17:00 a 23:00
Sábados de 12:00 a 14:00 y de 17:00 a 23:00




Un local muy recomendable que pilla un poco a desmano de cualquier sitio turístico parisino pero que seguro que no va a defraudar.

miércoles, 15 de julio de 2015

Respuesta al Comidista Jordi Luque

Hay ocasiones en las que uno se tiene que ahorrar todo protocolo y sus buenas formas por lo que se dice y se opina en la Red. Si encima, eso de lo que se habla raya la estupidez y va contra la línea de flotación de mis ideales, más motivo aún. En esta sociedad en la que vivimos en la que los ceros y unos van infinitamente más rápido que nosotros y las noticias corren como la pólvora hay cosas que trascienden en unos pocos minutos. Eso es lo que pasó antes de ayer día 13 de julio en una entrada en el blog de Mikel López Iturriaga en el que el iluminado Jordi Luque pone de tres vueltas y media no sólo a los cerveceros artesanos sino a los que nos gusta la cerveza en general y la cerveza artesana en particular.

Lo primero que voy a hacer, hechos ya los antecedentes es descubrirme y hacer un sonoro aplauso porque sinceramente si lo que querías que la entrada tuviera repercusión más allá de tus narices lo has conseguido en unas pocas horas. Sin duda tienes el don del oportunismo más absoluto.

Sólo leer el encabezado del artículo y ya me demuestras que no sabes nada de un producto que luego criticas en todo tu artículo. Comparar las cervezas lámbicas con quitaesmalte es una prueba de tu ignorancia supina. Dices que esas cervezas tienen más acético que la acetona. Me demuestras que no sólo hablas de lo que no entiendes sino que tampoco te has molestado en buscar la diferencia entre el ácido acético y la acetona y te tiras a la piscina dándola primero una patada a la IUPAC y a toda la tabla periódica después.

Imagen de aquí

No estás en contra de la cerveza artesana pero la criticas por su encumbramiento como gran producto gastronómico. Veo que tu falta de información es de nuevo más que notoria. Si tanto que te crees crítico gastronómico me imagino que habrás oido hablar del DiverXO, local de la mano de David Muñoz con tres Estrellas Michelín, las cuales son otorgadas por un grupo de jueces y no por juntaletras como tu. Pues bien, este local DiverXO cuenta en su carta con cervezas artesanales. Estamos hablando de uno de los restaurantes más reputados que tiene cervezas envejecidas en barricas de brandy o con ron. A nada que busques por Internet te darás cuenta que Can Roca, otro tres Estrellas Michelín y mejor restaurante del mundo en 2015 (según la prestigiosa revista Restaurant) también tiene en su carta cerveza artesanal. Y son sólo dos ejemplos, tu citas alguno más. ¿No te parecen motivos más que suficientes como para considerar a la cerveza artesanal como gran producto gastronómico?, y por qué no, en contra de lo que dices, ponerlo a la altura del vino o los destilados. ¿Por qué no nos quitamos de una puñetera vez las argollas que nos atan (vosotros, algunos periodistas) a que la cerveza sea un producto de segunda categoría?.

Tratas a la cerveza como un producto básico. ¿Seguro que te parece la cerveza como un producto básico?. A mi me parece un producto esencial que está con la especie humana, esa a la que creo que tu no perteneces, al menos es la impresión que me da según tu capacidad intelectual, desde hace siglos. Desde los sumerios, ¿te imaginas?, desde el 3500AC. Eso que se tenga conocimiento de forma escrita... La levadura de la cerveza es esencial para la producción de leche materna. ¿Crees que un producto que tiene una materia prima como la levadura puede ser considerado como básico?.

Hay una frase que me parece demoledora y cito textualmente para no dejarme nada: "[...]El champán se guarda para las grandes ocasiones y la cerveza sólo es el principio del camino del bebedor. Pero eso es algo que se aprende trago a trago.[...]". Desde luego que lo tuyo es para hacérselo mirar. Que no quieras guardar la cerveza para grandes ocasiones me da igual. Yo sí lo hago con bastante asiduidad y no pocas veces me descorcho una de esas lámbicas que tanto menosprecias para disfrutarla en familia. No sólo eso, sino que además las guardo como si de una cava, en este caso de cervezas, se tratase. Toda una pérdida de tiempo para ti seguro. Pero decir que la cerveza es el "principio del camino del bebedor"...; seguro, y quiero pensar, que también incluyes las cañas de cerveza industrial que te tomas. Esas cervezas industriales, aparte que en absoluto son el principio del camino del bebedor, ya que creo que se dan otros factores mucho más complejos que unas simples cañas (de industriales o artesanas, me da igual); esas cervezas industriales, como digo, también te llenan la barriga de gas y también "toñan", como dices.

Volviendo a la gastronomía y los maridajes de cerveza y comida. Sinceramente no me creo que en un templo cervecero de los que tu conoces te hayan dicho que las cervezas artesanas sólo casan bien con fritos y grasas. Te voy a poner un ejemplo de una industrial. ¿Crees que la Damm Inedit (producto gourmet -según Damm- en colaboración con Ferrán Adriá) casa bien con frituras y grasas?, ¿esa es la imagen que quisiera tener Ferrán Adriá?. De igual manera podemos coger cualquier otra cerveza del mismo estilo que la Inedit (Witbier: búsca tú y vas aprendiendo a surfear la Red para tomar información), en este caso artesana, y maridarlo con lo mismo que Ferrán Adriá quiera maridar su Inedit.

Por poner otro ejemplo. ¿Crees que una Imperial Stout (sigue buscando) de cualquier elaborador artesano, las cuales pueden tener en torno a los 8 grados de alcohol en adelante marida bien con grasas o fritos?. Si te dicen eso, lo primero que debes hacer es saber qué es una Imperial Stout, lo segundo es probarla y lo tercero es tener una opinión propia y decidir con qué comida va bien y con cuál no. Por último si escribes algo en un foro público..., hacerlo con propiedad.

Finalmente vuelves a las lámbicas y a tu patada química. Es normal que no te gusten las cervezas de este estilo. Hay mucha gente que les cuesta y más aún que directamente no les gusta. A mi no me gustaban para nada al principio y lo he reconocido muchas veces. Ahora no pasa un fin de semana en el que me habra una... Del odio más absuluto al amor más férreo. Lo que más me llama la atención es lo que dices después: "[...]Y esto no puede ser una característica, es un defecto[...]". De nuevo no te has informado. Los belgas en al valle del Zenne llevan produciendo cerveza de este tipo desde hace siglos. Siglos de tradición. ¿Se van a estar equivocando con el mismo defecto todo este tiempo?. Muy torpes, ¿no?, y más gilipuertas aún la gran cantidad de adeptos que no sólo tienen en Bélgica, España, Europa, Estados Unidos, que pagan por un producto, según tu, defectuoso. Bueno, quizás todos estemos equivocados y seas tú el único que está en lo cierto mirándolo por el culo de vaso de tu cañita mientras retumban en tus oidos alagos a la cerveza artesana.

*     *     *     *     *

Con respecto al artículo en sí no me cabe en la mollera como una crítico gastronómico como Mikel López Iturriaga ha dejado firmar semejante patochada a Jordi Luque cuando es el propio Mikel L. I. el que firma este artículo en su propio blog alabando a la cerveza artesana ofertada en el BBF'13 y precisamente también a las Cantillon (casualidades...). O en este otro monográfico del BierCab el cual es encumbrado como templo cervecero con amplísima oferta de cerveza artesanal.

Qué a gusto me he quedado...

lunes, 13 de julio de 2015

De compras por Paris #2

Como continuación a la primera entrada que publiqué hace unos días vamos a ver unas tiendas más, las últimas, que tuve oportunidad de conocer y visitar.
 

Bootlegger

La decana de las tiendas cerveceras de París nació en 1976 según su tarjeta de visita. Desconozco si desde entonces ha sufrido alguna variación en cuanto al producto ofertado, cosa que es más que probable. La tienda se encuentra situada en la zona de Montparnasse,  justo prácticamente por detrás de la torre con el mismo nombre y a escasos tres minutos andando desde la Place de Catalogne; en la calle 82 rue de l'Ouest.


Cuenta con un amplísimo número de referencias, según me comentaron in-situ en torno a unas 600 cervezas diferentes y cada semana recibe una media de unas 30 nuevas referencias. Sin el menor ápice de duda, una locura. Destaca el número de referencias belgas, no en vano hay dedicadas dos paredes de arriba a abajo. Importante también es el número de cervezas del Reino Unido e Irlanda. En menor medida dispone de alemanas, holandesas, canadienses, estadounidenses, polacas, checas, etc; e incluso españolas: San Miguel, Brønhër y Falken.

Doble pared con referencias belgas

El apartado dedicado a las micros francesas está también bien surtido, en torno a las 30 referencias. Principalmente de la zona de París pero también se pueden encontrar de la zona de Bretaña, Nord-Pas de Calais, etc. Varias referencias si uno quiere poner nuevos 'ticks' a su búsqueda de nuevos países cerveceros. En el momento que yo fui tenían una Hinano de la Polinesia Francesa, la cual obviamente me llevé para probarla. También otros más comunes como Jamaica, Tailandia,...

Referencias británicas y al fondo formato de 75cl

Una tienda más que recomendable, no sólo por la variedad de las cervezas expuestas a la venta sino por el precio de las mismas(1).

Pared dedicada a la cristaleria y al fondo referencias francesas

Chop'in

Esta tienda se encuentra muy cerca de la anterior, en la misma zona de Montparnasse, por detrás del bulevar con el mismo nombre, en el 45 rue de Gergovie, una calle muy tranquila haciendo semiesquina con la más concurrida Raymond Losserand.


Es con mucho la tienda con menos referencias de las de las dos anteriores. No obstante cabe destacar la amplia oferta en cuanto a cerveza belga con algún productor que no lo había visto en las anteriores. En cuanto a la oferta de cerveza francesa cojeaba un poco la cosa. Las que había eran las más comunes de encotrar en otros sitios, algunas de ellas ya probadas allá por marzo durante mi primer viaje a París. Sé de buena tinta la amplísima variedad que ha surgido recientemente desde allá entonces hasta ahora, máxime con la celebración de la París Beer Week, por eso me extraña. En cualquier modo sí que tenían bastantes referencias de elaboradores muy concretos como puede ser Goutte D'Or o Sainte Crucienne.


Derecha: micros francesas; izquierda: Bélgica

En cuanto a botellas de otros países muy pocas de Alemania, República checa, alguna de los Estados Unidos o del Reino Unido. Si bien para más detalle muchas de ellas se podían encontrar en cualquier centro comercial.

Espacio para otros países

Tienda recomendable donde encontrar cerveza de otros productores que no estaban en las enteriores pero con bastante menor oferta si uno ya lleva un poco de camino andado en cuento a cervezas francesas probadas.


La Moustache Blanche

Lo de esta tienda fue muy curioso. Durante mi primera visita a París allá por marzo no la pude visitar porque con la compra que hice en La Cave à Bulles tuve suficiente para subsistir en la habitación. Durante mi segunda estancia en la capital francesa me pasó más o menos lo mismo y no fue hasta la última semana cuando fui encontrándomela cerrada el lunes. El cerco se acotaba. Me pasé por allí el martes y aún sabiendo que sólo tenía de margen hasta el jueves noche antes de mi partida pude hacer alguna compra, alguna de ella de lo merjorcito que he probado en cuanto a micros francesas.

La tienda se encuentra situada en las inmediaciones de La Bastilla a mitad de camino de la Plaza de los Vosgos y si uno no anda con cuidado se la pasa de largo como me pasó a mi la primera vez que me acerqué por allí hace meses. No es en la fachada sino en la cristalera donde figura el nombre de la tienda. La calle en cuestión: 16 Rue des Tornuelles.


Nada más entrar al local impresiona la gran cantidad de botellas de cerveza situadas en el centro del mismo. Allí mismo se pueden encontrar gran variedad de cervezas, desde algunas clásicas micros francesas como Deck & Donohue hasta algunas referencias nórdicas pasando también con alguna española, encontrándose una buena gama de Naparbier así como Laugar.

Espacio central con buena variedad de cervezas.

La parte izquierda de la tienda (según se entra) está dedicada a cervezas belgas. No faltan las clásicas referencias belgas en sus clásicos estilos: Belgian Ale, Strong Belgian Ale, las referementadas en botella dos o tres veces hasta una buena cantidad de Westvleteren XII. Gran cantidad en botellas de 75cl y alguna magnum. 

Buenas referencias belgas de diferentes estilos.
A la derecha de la tienda se encuentra una amplísima estantería donde encontrar micros francesas, tanto de la zona de Île de France como de otras regiones de Francia que ahora están teniendo más tirón que las ya conocidas y con más recorrido como puedan ser Bretaña o Normandía.

La visita dio para mucho, tanto para comprar cerveza como para una charla con su propietario, un entusiasta conocedor del panorama actual del mercado "craft" francés.

Al fondo las estanterías dedicadas a micros francesas

Si se va de primeras a la tienda es complicado no salir sin un buen puñado de botellas francesas. No fue mi caso ya que después de pasar un mes y medio en total por París había probado mucho y variado. Además teniendo en cuenta que me tenía que ir a los tres días de mi paso por allí me limitaba mucho llevar más cervezas de las que ya me llevé de por sí. El precio bastante ajustado para ser París.NO me cabe duda que me tenía que haber pasado por allí antes que por otros sitios.

*     *     *     *     *

A estas habría que añadir Brewberry Cave que ya publiqué en esta entrada.

(1) Precio basado en comparación de referencias de micros francesas que es lo que yo iba buscando.

Con esta entrada doy fin a la sección "De compras por París" en las que he ofrecido información de tiendas de cervezas por París. Hay alguna más pero el tiempo que pasé allí no fue el suficiente para como haber ido a la tienda en cuestión y haber comprado unas cervezas para llevar al hotel.

No obstante espero que estas cinco ofrecidas en dos entradas (seis contando Brewberry Cave publicada en marzo) por la situación que ofrecen por París: una al norte, una en el centro, dos al sur y una al este; puedan servir por si alguno viaje allí y desea comprar alguna cerveza para beberla en su lugar de alojamiento.

jueves, 9 de julio de 2015

Brewpubs de París #2. Brasserie O'Neil.

La Brasserie O'Neil se encuentra en la paralela a la Rue de Princess donde ya comenté que se encuentra el The Frog & Princess, zona de Saint Germain-Des-Prés. Una zona en la que se puede ver a un lado y a otro locales, tanto restaurantes como cervecerías y en los que a partir de cierta hora por la tarde suelen tener bastante bullicio de gente.


El local tiene una decoración bastante al estilo inglés. Con mucha madera por todos los lados y paredes bastante sobria. En la entrada del local nos sorprende a primera vista toda la maquinaria para la elaboración de la cerveza, con la caldera de cocción a pie de calle como se suele decir. Choca bastante a la vista desde luego. Al fondo del local a mano derecha se encuentran los tanques de fermentación en una zona aislada y que queda a un nivel por debajo del propio local.

Foto desde dentro del local pero es lo que nos sorprende
sin haber entrado al mismo
La barra del local queda a mano derecha, se prolonga hasta más de la mitad del mismo. No sé qué nivel de afluencia tendrá en pleno apogeo pero aquel día estabamos dos o tres personas ante semejante barra y era un sábado a mediodía. Por el contrario sí que había más gente almorzando/comiendo en otra zona contigua a la barra.

Visual hacia el fondo

En cuanto a las cervezas que pude tomar allí la carta ofrecía la posibilidad de probar con un tasting de entre las cinco variedades que disponían. Menos mal por dos razones. La primera porque probablemente de ser con más capacidad el vaso con la cerveza no hubiera vuelto a intentar el resto que me habría dejado para una segunda visita; y la segunda que visto las impresiones que me dejaron algunas cervezas tomarme media pinta de alguna de ellas hubiera sido todo un sacrificio. Según la foto: O'Neil Blanche (Witbier), O'Neil Blonde (Golden Ale), O'Neil Ambrée (Amber Ale), O'Neil Fruites Rouges (Fruit Beer) y la O'Neil Brune (Brown Ale).

Si hay una que sí que valía la pena era la O'Neil Blanche y la Blonde. En ambos casos sin ser una cerveza de libro dentro de sus estilo sí que destacaban en cuanto a elaboración en comparación con el resto las cuales o no existían o se quedaban muy lejos de lograr ser lo que se pretendía ser. Incluso la Fruites Rouges, si destacaba por algo era por sus notas artificiales a sirope de cerezas y moras rojas.

En definitiva un local que creo que hay que vistar por conocerlo pero que si se tiene el tiempo justo de estancia en la ciudad es mejor optar por otras posibilidades; e incluso por qué no repetirlas.

Dirección: 20 Rue des Canettes
Horario: todos los días de 12:00 a 02:00
Facebook: /oneilbar



domingo, 5 de julio de 2015

De compras por París #1

...cerveceras claro. Que nadie se crea que voy a aconsejar algunas de las numerosas tiendas de moda que se encuentran situadas a todo lo largo de los Campos Eliseos o alguno de los restaurantes de la misma zona en los que nada más sentarse uno le cobran 300 euros, no.

París es una ciudad que nos ofrece bastantes sitios donde disfrutar de una cerveza. Son muchos los bares-terrazas que se pueden encontrar en zonas muy concretas de la capital francesa si bien muy pocas en comparación con lo que nos puede ofrecer Madrid, Barcelona o cualquier ciudad/pueblo español. En cuanto a las cervezas que nos podemos encontrar en los bares de allí ese panorama es más parecido al español. Las grandes cerveceras se llevan el gato al agua en este aspecto y dominan con la presencia de cervezas tales como Kronenbourg 1664, Fischer, Pelforth, Heineken, Leffe, etc, si bien el "exclusivismo" (bar que sólo vende una marca concreta y ninguna otra más) no está tan marcado como en nuestro país.

Si queremos encontrar cervezas más variadas nos tenemos que ir a alguna de las varias tiendas cerveceras de París. Eso es lo que hice y he hecho durante mi primera estancia de diez días y mi segunda de otros veintiocho por aquellas tierras. Vamos a verlas intentando que estas entradas sean una guía útil y complementaria a las ya publicadas de cervecerías parisinas (todas estas) por si alguien viaja a la capital francesa.

La Cave à Bulles

Recomendada por Jorge "Cerveriana" sabía que no me iba a defraudar. Está situada en pleno centro de París a escasos diez minutos andando a Notre Dame y a tres del Museo Pompidou, en el 45 de la Rue Quincampoix.


En el local hay una alta presencia de micros francesas: Mont Saleve y Thiriez no faltan pero también otras no conocidas por aquí como Goutte D'Or, Get Radical, Deck & Donohue, Outland, Garrigues, My Beer Company y un larguísimo etcétera. Tanto que me hubiera llevado en mi primera visita un buen cargamento para probar una buena representación de micros francesas. No fue tanto y me conformé con unas diez botellas de micros francesas, todas ellas aconsejadas por Chris, el dependiente que allí estaba en ese momento.

Micros francesas

Pero como no todo iba a ser cervezas de allí tenía cosas también más que interesantes de otros países. Me llamó especialmente la atención una Brooklyn Black Ops. No fue la cerveza ya que tengo una botella envejeciendo en el trastero de mi casa sino la placa que cubría el corcho que era un modelo que me faltaba a mi colección. No me pude resistir y también me llevé al hotel esa botella de 75cl. Espíritu coleccionístico siempre presente...

Y más micros francesas

Sin lugar a la duda, una tienda más que recomendable en donde se puede encontrar una alta presencia de micros francesas, la gran mayoría de las cuales son desconocidas en España. Seguro que si vais no podéis salir de la tienda sin un buen puñado de botellas.

Para más información: París bien merece una birra by Cerveriana

Bierissime

Esta tienda me la encontré de casualidad en uno de mis muchos paseos por la capital francesa, tanto es así que cuando vi el cartel por el cual era anunciada me chocó bastante y del tirón fui a verla. Digo bien cartel porque la tienda estaba dentro de un mercado y quizás por ese aspecto puede pasar más desapercibida. Está situada en el Marché Saint Quentin, en la calle 85 bis Boulevard Magenta.

Dentro del local se pueden diferenciar dos zonas bien diferenciadas: una pared llena de estanterias con muchísimas referencias belgas, la gran mayoría de las cuales eran bastante comunes pero también con alguna que otra que llamaba la atención, sin tener en cuenta las tres o cuatro de Cantillon.

Estanterías dedicadas a Bélgica

Justo enfrente más estanterías con botellas de cerveza de micros francesas, muy buena selección tanto de cervezas locales de la zona de París como de la región de Ile de France. Goutte D'or, Parisis, La Vallée de Chevreuse se llevan la "palma". En el mismo lado de la estantería, al fondo de la misma mirando la foto algunas botellas otros países europeos.
 
Estantería con micros francesas y algunas europeas

Sin duda todo un descubrimiento y en el que si no fuera que no quería volver cargado al hotel, de buena gana hubiera cogido más cervezas de las que ya compré de por sí.

Seguiremos informando de tiendas cerveceras por París.